Lituana avanzó a los cuartos de final

La selección de Lituania venció a Nueva Zelanda 76-71, en un encuentro parejo donde Lituania siempre se mantuvo con una ligera ventaja

Lituania vs Nueva Zelanda
Lituania vs Nueva Zelanda (AFP)

BARCELONA, España

Lituania se clasificó para los cuartos de final del Mundial de básquet que se disputan en España tras imponerse a Nueva Zelanda por (76-71) en partido disputado en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

La diferencia final en el marcador refleja la igualdad entre ambos equipos, sobre todo en la segunda parte, cuando los oceánicos se entonaron en el lanzamiento y pasaron a controlar el rebote y llegaron a los últimos minutos con el marcador empatado.

El mejor del partido fue el pivote lituano Jonas Valanciunas, autor de 22 puntos y 13 rebotes, mientras que por los neozelandeses destacaron Corey Webster, anotando 26 puntos y Mika Vukona en el aspecto reboteador, con 10 rechaces.

Comenzó mandando en el partido Lituania, con un sólido juego interior y ante un rival muy desacertado en el lanzamiento exterior (0 de 8 en triples al principio), que hizo que el primer cuarto acabase con una notable ventaja a favor de los europeos (23-9).

De la mano de Corey Webster, los neozelandeses reaccionaron en el segundo cuarto, pero se toparon con un majestuoso Jonas Valanciunas, que con 10 puntos y 9 rebotes al descanso se hizo dueño de los tableros en la primera parte, a la que se llegó con ventaja lituana de 10 puntos (36-26).

Tras la pausa, el banquillo neozalandés se encargó de seguir plantando cara a Lituania, que se relajó en defensa y no cerró el rebote tan bien como en los primeros minutos, aunque entró en el cuarto definitivo con una cómoda ventaja de ocho puntos (58-50).

En el parcial decisivo, los neozelandeses se engancharon al partido, gracias a su mejora en el tiro que coincidió con una pérdida de efectividad en el lanzamiento de los lituanos, llegando al empate a 65 puntos a tres minutos para el final.

Pero en dos minutos, los bálticos le endosaron un parcial de 8-0, incluido un triple de Reinaldas Seibutis, que dejó el partido sentenciado al entrar en el minuto final (74-65), en el que los lituanos gestionaron bien las últimas posesiones hasta el 76-71 final.