Playoffs NBA 2014: El duro camino a la gloria

Ganar el tercer título al hilo pondría al Heat de Miami en una de las más selectas listas de toda la historia, pero su camino podría ser el más intrincado y difícil para el Big Three, y San Antonio es quien puede arruinar su plan

LeBron James, jugador del Heat.
LeBron James, jugador del Heat. (AP)

Ciudad de México

La danza por el tercer título consecutivo le costará más de lo acostumbrado al Heat de Miami. Con la dura tarea de ganar su tercer campeonato en su cuarta final al hilo, y un San Antonio que inicia como favorito, hoy dan comienzo los playoffs de la NBA.

A estas alturas, desde que se formó el Big Three de Miami, llevan 328 partidos jugados, incluyendo 67 en postemporada, vienen del peor año desde que se formó esta potencia y enfrentarán un duro camino, empezando el domingo con Charlotte, que tiene la cuarta mejor defensiva por puntos (97.1).

Si el bicampeón escapa del escollo inicial tendrá que lidiar en seguida con el ganador de la serie entre los Nets de Brooklyn y los Raptors de Toronto. Los neoyorquinos fueron el único equipo que no fue derrotado por Miami y tan solo con contar con Paul Pierce y Kevin Garnett, dos enemigos declarados de la dinastía del Heat, sería una de las series más esperadas.

De sobrevivir, es muy probable que enfrenten a Indiana en la Final del Este, la esperadísima serie ante un Indy que para entonces debió derribar a los Hawks de Atlanta, que fue el único equipo en calificar con récord perdedor, y después a Chicago o a Washington.

Una cosa es segura, los Pacers no elegirían desangrarse ante los rijosos Bulls antes de su serie esperadísima. Si alguien del Este merece el título de caballo negro ese es Chicago.

Y si el Heat enfrenta a los Pacers, Miami no tendrá ventaja de local y es conocida la importancia que jugó ese factor en la consecución de su tercer título de la franquicia hace un año.

"La principal incógnita es la salud de Dwyane Wade", analizó el coach Carlos Morales, analista de la cadena ESPN. "Por primera vez no lo tienen sano, pero de que pueden ganar y hacer el Three-peat, claro que pueden".

Por otro lado, Chris Bosh es el hombre que podría ayudar, ha tenido un año de súper estrella y sus 74 triples de la campaña simplemente le dan un arma que ningún otro equipo posee. Miami surcó toda la campaña como el peor conjunto en rebotes por partido (36.9) y el peor en rebotes ofensivos (7.6).

"Existe un declive natural de algunos jugadores, como Ray Allen, que los rescató en el Juego 6. Este año Allen ha disminuido su nivel y este grupo de Miami ha tenido el peor desempeño desde que se formó el tridente", comentó Álvaro Martín, cronista de ESPN.

Millones claman por una revancha de la Final anterior ante los Spurs de San Antonio, pero tan solo llegar allí le costará sangre y mucho sudor al equipo de LeBron James en busca de una meta histórica.

CAMINO A LA REDENCIÓN

Los Spurs van por el quinto título antes de iniciar otra era. Al final de su decimoséptima campaña con 50 victorias o más y cuarta con 60 o más triunfos, San Antonio quiere vengar la afrenta de hace un año.

"Veo a San Antonio tan sólido o más sólido que el año pasado, es un equipo que en ambos costados de la cancha se entiende muy bien", explicó el coach Morales, analista de ESPN. "San Antonio usa toda su plantilla, no depende de las estrellas, el coach (Gregg) Popovich es capaz de sentar una o dos estrellas un partido y salir a ganarlo. Me parece que tiene buenos elementos para regresar a la Final".

Los Spurs completaron la mejor campaña de su historia en el año inmediato después de perder en siete encuentros su primera Final de la historia ante el Heat de Miami.

Una derrota que tanto Tim Duncan, Tony Parker y Manú Ginóbili han admitido que es una herida que no ha sanado del todo.

Su primer adversario, Mavericks de Dallas, es un cliente habitual, les han derrotado las últimas nueve veces, incluyendo las tres de esta campaña. Nada en los Mavs parece capaz de resistir a los Spurs, que promedian 105.4 puntos por juego (sextos en la liga) y permiten 97.6 (también sextos).

El siguiente rival sería o Houston o Portland, equipos que en el año no pusieron gran resistencia, la incógnita para los Rockets es si Dwight Howard podrá estar al cien por ciento. Tanto Rockets como los Blazers poseen ofensivas capaces de ponerse a la par con cualquiera, su problema es que no están cerca de tener defensivas así de buenas (son 23 y 22, respectivamente).

El ya contar con Russell Westbrook y su centro Kendrick Perkins le da mayor posibilidad a los Thunder de Oklahoma, y los primeros sinodales de Kevin Durant, son los Grizzlies de Memphis que cerraron campaña ganando siete de los últimos diez.

Y en segunda ronda se daría el esperado choque contra Clippers o Golden State. El h under tendrá que demostrar que los angelinos siguen siendo cuando mucho un tercer sembrado, pero Chris Paul es todo un competidor y podría tener algo enfático qué decir.

"La adición del técnico Doc Rivers y la mejoría de Blake Griffin, los va a hacer también candidatos", comentó Morales. Pero tanto Clippers como Thunder, así como el resto de la Liga, saben que el rival a vencer es San Antonio.

"La ei ciencia de San Antonio este año es impactante, este equipo reparte minutos entre todo el equipo y eso potencia a la juventud para que lo sostenga", alaba Álvaro Martín, cronista NBA de ESPN.

Los Spurs buscan el quinto Larry O'Brien en 16 años, su estampa de equipo ya es materia de leyendas; para tener otra oportunidad tienen un tórrido viaje por delante que promete probarles hasta las últimas consecuencias.