2016, el último ritual de Kobe Bryant

El astro de los Lakers de Los Ángeles está a ocho partidos de decir adiós a una carrera de 20 años y acostumbra autografiar sus tenis y regalarlos


Kobe Bryant se despedirá de la duela esta temporada
Kobe Bryant se despedirá de la duela esta temporada (AP)

LOS ÁNGELES, California

Kobe Bryant aún no sabe qué hará cuando cuelgue los tenis. En una reciente entrevista para el canal de la NBA, expresó que no se ve como analista y quizá también en eso esté siguiendo el camino de Michael Jordan, pues el convertirse en empresario se presenta como un pasatiempo redituable cuando comience su retiro el 14 de abril.

Quizá a eso obedezca el ritual que ha adoptado Kobe Bean en su llamada gira del adiós, que es regalar sus tenis, con autógrafo y una dedicatoria a los jugadores que más respeta y de los que ha declarado su admiración en muchas ocasiones.

De hecho, como ha expresado Kevin Durant, delantero del Thunder de Oklahoma City, Kobe es el Jordan de su generación y mientras camina hacia el ocaso de su carrera, fans y jugadores se le acercan buscando una firma de Black Mamba, y el cinco veces campeón está en una modalidad que rara vez experimentó en su carrera: sin la necesidad de ser el villano.

Para muestra el botón del juego ante el Jazz de Utah el lunes, la última visita de Kobe a Salt Lake City como jugador de los Lakers, donde los angelinos fueron apaleados por 48 puntos y sin embargo al finalizar el encuentro una larga fila de jugadores y personalidades esperaban para saludar a Bryant y recibir su firma en los tenis.

El propio Bryant estima que desde que declaró a los medios que esta sería su última campaña, en noviembre, ha regalado 30 pares de tenis a jugadores del equipo contrario e incluso a personalidades de otras Ligas deportivas.

De hecho, en promedio Bryant trae consigo hasta cinco pares de zapatos a cada juego de su equipo de visitante y a veces siete, cuando sabe que la demanda será extrema. Y un Bryant que no se parece nada a la bestia competitiva de su juventud fue cuestionado por el periodista Baxter Holmes de la cadena ESPN: “¿qué se necesita para recibir un par de tenis autografi ados?” “¿Qué?, ¿quieres unos?”, bromeó Bryant. “No, generalmente se los doy a tipos que tienen los cojones para pedirlos, se los doy a ellos.

Tengo un montón allá atrás, y no se me van a acabar”. Pero Bryant no solo garabatea su nombre en ellos, los dedica con el conocimiento de un estudioso del deporte. A Draymond Green delantero de los Warriors de Golden State, le escribió: “¡Haz historia!; a Tony Allen, delantero de los Grizzlies de Memphis lo alabó: “El mejor defensivo que he encarado” y a Kevin Durant, cuatro veces líder anotador y una vez MVP, le puso: “Sé el más grandioso”.

Bryant ha firmado pares para Paul George y LeBron James, para ex compañeros de equipo como Trevor Ariza, Caron Butler y para muchos otros, incluyendo a Ziggy Hood, jugador de Utah que anotó 30 puntos el lunes. Incluso ha firmado unos para el receptor abierto de los Cardenales de Arizona, Larry Fitzgerald, quien bajó al vestidor de los visitantes en Phoenix solo para saludar a Kobe. A dos jóvenes afi cionados que estaban cerca de la banca en el partido en Denver, Bryant les preguntó el nombre de su perro (Crucio), lo respondieron y entonces les dio unos tenis.