“Jefe mayor” pide apoyo de la afición

El coach Paco Olmos dijo que es vital la entrega de los seguidores de cara a los duelos contra Fuerza Regia, el jueves 10 y el sábado 12 de diciembre.

La llegada de Jailen Cannon al equipo le ha dado un plus, reconoció Olmos.
La llegada de Jailen Cannon al equipo le ha dado un plus, reconoció Olmos. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

El coach del equipo Jefes Fuerza Lagunera, Paco Olmos, calienta el clásico norteño ante Fuerza Regia. El español espera ver el Auditorio Municipal lleno en la serie ante la quinteta de Monterrey, que serán el jueves 10 y el sábado 12 de diciembre.

Olmos indicó que ha sido triste ver el Auditorio Municipal vacío en los pasados partidos de local, ahora que se viene el clásico norteño ante Fuerza Regia, espera que la situación sea al revés.

"Con respecto al clásico regional, entendemos lo que significa para ambas aficiones el ganar este juego, la gente de la Comarca quiere ganarle a Monterrey".

"Sabemos lo que trae Monterrey, es uno de los que aspira al campeonato, nosotros un equipo joven con ganas de estabilizarnos de ir mejorando, que no va a escatimar en ganas, en trabajo y esfuerzo".

"Ojalá podamos ver ahora sí gente en las gradas, si de por sí es complicado, vació el recinto lo es peor, es una lucha de David contra Goliat", comentó en el entrenamiento de este lunes.

Jefes continuará preparándose este martes al mediodía en el Auditorio Municipal, ahora con la incorporación de un nuevo jugador, el mexicano Mauricio Cheda.

Cuando llegó a Torreón, dijo le comentaron la gran afición con la que contaba el club, lo que a veces lo frustra a él y a los jugadores, pues el visitante viene y juega a gusto sin la hostilidad de la afición.

"A mí me sorprende y me frustra, no solo a mí, también a los jugadores, nos habían dicho que en Torreón había una buena y numerosa afición".

"Creo que el club está haciendo todo lo que puede en cuanto a promoción del equipo, pero la realidad es que es triste ver las gradas solas, sobre todo lo cómodo que juegan los equipos que vienen, la poca presión ambiental que hay en todo deporte profesional y me sorprende de gente como la mexicana, llena de adrenalina", aseveró.

Jefes llega a esta serie con una racha de tres partidos ganados en fila, el coach lo llama, evolución positiva del juego.

"Las últimas dos semanas ha habido una evolución en nuestro juego, hemos tenido una mayor consistencia en lo defensivo y eso nos ha dado un poco más de paciencia y organización en ataque, que es un poco el sistema que queremos aplicar".

La llegada de Jailen Cannon al equipo le ha dado un plus, reconoció Olmos. "Necesitábamos un jugador de energía que jugara diferente, el equipo se había quedado un poco 'soft' y él nos ha dado ese juego en los tableros".

"Un chico joven, con hambre y energía, que viene de una buena universidad, yo sabía que iba a entender el sistema y está claro que es un plus y cada vez vemos a un equipo más completo", reconoció.

Dejó en claro que el equipo juega para los aficionados, pero falta que asistan. "El equipo juega para ellos, para los aficionados, somos un equipo comprometido con Torreón, estamos agradecidos con la directiva que creó este proyecto, que de a poco se va solidificando y nuestro porcentaje de mejora, depende mucho del calor que nos de las gradas en partidos tan grandes", concluyó.