El deporte ráfaga vuelve a la vida

Los Jefes Fuerza Lagunera, a cargo de Sergio Gánem hijo, es el nueva escuadra lagunera. Después de 4 años de no tener equipo profesional ahora los aficionados podrán disfrutar la propuesta de este equipo.

Jefes Fuerza Lagunera.
Jefes Fuerza Lagunera. (Miguel Ángel González)

Torreón, Coahuila

La unión de voluntades, un alcalde preocupado por la promoción del deporte, empresarios con visión y directivos con hambre de revancha, le dieron vida al proyecto de Jefes Fuerza Lagunera, equipo que a partir del 25 de septiembre, representará a esta ciudad en todo el territorio nacional dentro de la temporada 2014-2015 de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional.

Tras la desaparición de Algodoneros de Torreón, hubo un sector de aficionados al deporte que se quedó en el aire, el fan del deporte ráfaga que vio con tristeza como en aquella temporada 2009-2010, su equipo tuvo que dejar la liga antes del final de la temporada debido a la falta de recursos económicos, eso valió que la LNBP, quitara la franquicia al entonces propietario Eduardo Gánem Pérez, ofreciéndola al mejor postor.

Tras la desaparición de Algodoneros de Torreón, hubo un sector de aficionados al deporte que se quedó en el aire.

Fue Sergio Gánem Pérez, propietario de Fuerza Regia quien la adquirió. El empresario de origen lagunero, tenía como un sueño, regresar el baloncesto profesional a su tierra. Empezó el proyecto, tocó puertas, tuvo una visión importante, quería darle brillo al equipo, tal y como se hace con la escuadra regiomontana. Lamentablemente entrando este 2014, el señor Gánem Pérez dejó este mundo, pero su descendencia decidió seguir con ese sueño, hoy cristalizado.

Sergio Gánem hijo, quien se quedó a cargo de fuerza Regia y como secretario ejecutivo de la LNBP, se hizo cargo, armó el proyecto, tuvo los contactos necesarios para encender la chispa.

Se alió en Torreón con su familia, basquetbolera también de corazón, Alan y Aldo, presidente y director deportivo respectivamente, para hacer realidad el proyecto.

Fue a base de mucho trabajo y sudor, al empeño y la voluntad de muchas personas, sobre todo del Ayuntamiento local, al cual de inmediato le interesó.

Miguel Riquelme, alcalde de Torreón, se reunió en par de ocasiones con Sergio Gánem Velázquez para conocer de cerca el proyecto.

El edil fue claro, le interesó, pero para esto, tenía que haber una labor social importante, una proyección al deporte interesante. Bajo esta consigna se diseñó al equipo, con jóvenes con historias de éxito gracias al deporte, con otros elementos experimentados y arraigados con la afición.

Es así como el pasado 29 de octubre, Miguel Riquelme presentó al equipo oficialmente ante alumnos y público en general en el Tecnológico de Monterrey.

El resto de la historia corresponde a escribirla el propio equipo, quien será dirigido atinadamente por el exitoso coach argentino, Daniel Jaule. Fue una intensa labor de la iniciativa privada y de los gobiernos municipal y estatal el regreso del baloncesto profesional a Torreón, luego de cuatro años de ayuno, así lo afirmó el presidente del nuevo equipo profesional con el que contará la ciudad dentro de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP), Alan Gánem.

El pasado 29 de octubre, Miguel Riquelme presentó al equipo oficialmente ante alumnos y público en general en el Tecnológico de Monterrey.

El que regresara el basquetbol a Torreón fue iniciativa del señor Sergio Gánem Pérez, quien falleciera apenas el pasado 8 de enero de 2014. Fue su hijo Sergio Gánem Velázquez, quien quiso continuar el proyecto de sus señor padre y ahora se logró cristalizar, gracias a que se pudo recuperar la franquicia que hace algunos ayeres era llamada Algodoneros.

Como lo relata Alan Gánem, sobrino de Sergio Gánem Pérez (QEPD), el proyecto se inició desde Monterrey, Don Sergio, lagunero de nacimiento, quería regresar el basquetbol profesional a su tierra, y hoy gracias a la gestión del alcalde de Torreón, Miguel Riquelme y de los patrocinadores, el equipo tiene nombre y forma.

“Hubo mucho ayuno de basquetbol aquí en Torreón por cerca de cuatro años, la historia empieza por ahí de 1972, regresa el equipo para la era moderna en la LNBP en el 2000 de la mano de mi tío Eduardo Gánem, desaparece, y ahora con el nuevo proyecto, luego de una gestión ahí importante del Alcalde Riquelme, de Alina Garza, de José Gánem y nosotros  mismos, se logra traer, recuperar la franquicia, con nueva administración, nuevos propietarios para poder regresar el deporte ráfaga”, señaló Alan Gánem.

Los jefes en labor social

La labor social que realizará el equipo será importante, aunado a la promoción del deporte, son

dos condicionantes para que haya llegado la escuadra ahora llamada Jefes Fuerza Lagunera.

El directivo del equipo declaró que la labor que hace el equipo deportiva y socialmente encaja totalmente con las políticas que maneja el Alcalde Riquelme, con el tema de reactivar a la ciudad, todas las áreas, las colonias, incluso la economía.

"Este proyecto tiene impactos en distintos ámbitos, en el social y deportivo, para que los niños y jóvenes, las familias, tengan una opción más de entretenimiento y un ejemplo, los jugadores que vienen con el equipo son jóvenes con historias de éxito, con historias de lucha, donde muchos de ellos se acaban de graduar de las universidades más importantes de los Estados Unidos y hoy vienen aquí a jugar basquetbol y a ser un ejemplo de vida para los jóvenes laguneros”, expresó.

¿Pero cómo se va a emplear la labor social y a quien beneficiará?

“Ya estamos trabajando en los programas con la dirección de Prevención al Delito, de la mano de la Dirección Municipal del Deporte, que es la línea que nos marcó el alcalde, de llevar al baloncesto directamente a las colonias más vulnerables", comentó.

Aparte de todo lo demás, indicó que  trabajan con ellos para que aquellos niños que no tienen acceso a esta clase de eventos, que no pueden estar cerca de un jugador profesional, lo puedan hacer en sus mismas colonias y  canchas,

" Vamos a rehabilitar espacios públicos, a dar clínicas, a becar a niños en escuelas “Jefes Kids”, va a ser algo muy efectivo”, afirmó.

 Además de la labor social y deportiva, se reactiva la economía a los alrededores del Auditorio Municipal.

“Es una tradición que los alrededores del Auditorio Municipal durante los días de juego tienen una activación considerable, en cuanto a las ventas, incluso con la gente que se involucra ahí cuidando los coches, en muchos aspectos, aparte de lo que va a generar la venta de artículos del equipo, que un porcentaje va a parar a una labor social y en general, viene la liga con 14 equipos que 13 nos van a visitar y eso trae una derrama económica que beneficia al tema turístico”, indicó.

Un sueño hecho realidad

“Definitivo, el sueño de la familia siempre ha estado muy ligado al basquetbol y después de años y esfuerzo y hoy el baloncesto regresa, lo que mi tío Sergio hizo, hoy se traduce en este logro", compartió Gánem

Platicó que es una culminación de un sueño que tuvo su tío Sergio, dijo que se honra así su memoria y mucho el tema del basquetbol, él fue campeón junto con mi su Eduardo, que expresó fueron campeones nacionales.

“La misión de la directiva es hacer una administración ordenada, disciplinada para llevar siempre a término los proyectos y metas que se proponga el equipo, tenemos esa consigna, el hacer uso eficiente de los recursos, aspirar a mediano plazo a un campeonato”.

Ya se armó un equipo con una mezcla de juventud y experiencia. Blake Walker, Andre Joseph, Manuel Guzmán y Víctor Méndez, son los más veteranos del equipo y quienes deberán marcar la pauta, sobre todo porque el resto del plantel son jóvenes que recién terminaron su universidad en los Estados Unidos, la mayoría en planteles educativos considerados entre los mejores 10 de aquel país.

“Tengo toda la confianza en el equipo que se armó se analizaron todas las actitudes y aptitudes de los jugadores, no sólo en lo individual, en lo grupal, tenemos a un equipo que se conjuntó con experiencia y mucha juventud, pero con un gran talento", puntualizó

Afirmó que son elementos que han sido catalogados como talento NBA y que  les llegaron ofertas de ligas europeas.

La suma de las voluntades tuvo como resultado que Torreón tenga un equipo profesional más, que se suma a Vaqueros Laguna en el beisbol y a Santos Laguna en el futbol.