Cardíaco duelo norteño

En un partido digno de un clásico Jefes cayó peleando ante Fuerza Regia. La afición por fin se hizo presente en el Auditorio Municipal de Torreón y presionó en todo momento al rival.

Gran choque de 'Fuerzas'.
Gran choque de 'Fuerzas'. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

En un partido no apto para cardíacos, Jefes Fuerza Lagunera cayó dignamente ante Fuerza Regia por pizarra de 83-88, encuentro desarrollado ante una buena entrada en el Auditorio Municipal de Torreón.

Esta vez el público se presentó en mayor número y presionó en todo momento al rival, por lo que el equipo retribuyó a eso con una gran actuación, aunque el tiempo no les alcanzó.

Los mejores anotadores por Jefes fueron: Willy Pagán y Aaron McGhee anotaron 21 cada uno, Ray Gallegos con 18 y Jailen Cannon 7. Por Fuerza Regia el mejor anotador fue Jezreel de Jesús con 25 y Leroy Davis con 23.

Jefes Fuerza Lagunera arrancó el partido con Willy Pagán, Ray Gallegos, Javier Mojica, Jailen Cannon y Aaron McGhee. Fuerza Regia inició con Jezzreel de Jesús, Gabriel Girón, Jordan Glynn, Adrián Henning y Eugene Phelps.

El primer cuarto los regios sorprendieron a Jefes al irse arriba 6-0, ventaja que les duraría muy poco, Aaron McGhee se vio muy activo bajo la pintura, aunado a que los locales armaron un trabuco defensivo difícil de penetrar.

Los contragolpes de Jefes eran efectivos, siempre buscando a Mojica y a Gallegos, quien con un par de tiros de tres nivelaba las cosas y además permitió que la tribu lagunera se fuera arriba 18-12 con 1:52 en el reloj.

El primer periodo terminó con ventaja para los locales 23-19. Para el segundo, la entrada de Reyes y Alonso en Fuerza Regia, le dio un revulsivo a la ofensiva de Monterrey, el cual se acercó de a poco y no sólo eso, sino que tomó ventaja 32-33 con 4:30 en el luminoso.

Jefes acusó de falta de tino. Cheda, el nuevo elemento de Jefes hizo su debut, pero apenas duró unos segundos en la duela, pues fue inmediatamente sustituido, al poner pases errados, así se fueron al medio tiempo 42-47.

El tercer cuarto fue el más emocionante del partido, la afición muy metida con el equipo, Fuerza Regia tenía un colchón de 10 puntos, ganaba 50-60 con 4:21 en el reloj, el apoyo de la afición fue sumamente importante para el desempeño de los laguneros.

Este fue el periodo de Aaron McGhee, quien bajo la pintura anotaba, asistía y defendía. Aunado a eso, faltas ofensivas de los regios, eran convertidas en puntos por Jefes, en total, fueron 7 unidades de castigo concretadas por Pagán y McGhee.

Aarón McGhee anotó desde fuera del perímetro para poner las cosas 63-63, desatando la locura en el Auditorio Municipal, jugada posterior, McGhee toma un rebote y clava la pelota para poner eufórico al público y de paso adelantar a su equipo que remontó una desventaja de 10 unidades para irse adelante 65-63.

El cuarto periodo fue de contrastes, pero de mucha adrenalina también, el marcador constantemente se empataba 77-77 a los 5:27, 79:79 con 4:10 en el marcador.

Willy Pagán de Jefes y Reyes de Fuerza Regia, traían un duelo personal interesante que por poco acaba en golpes, producto de la pasión en la duela, partido digno de un clásico, lleno de pasión.

Fuerza Regia tomó ventaja de 5 puntos y no la soltó, terminando el partido 83-88 a favor de los regios.