Terminan cuatro años de ayuno de postemporada

El coach Daniel Jaule, se encargó de crear un equipo competitivo, a pesar de que los jugadores con los que contaba no tenían experiencia en la categoría profesional, siendo universitarios recién egresados.

A pesar de que los jugadores que llegaron no tenían experiencia profesional, Daniel Jaule se encargó de llevarlos a playoffs.
A pesar de que los jugadores que llegaron no tenían experiencia profesional, Daniel Jaule se encargó de llevarlos a playoffs. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Tras más de cuatro años, la Comarca Lagunera tendrá partidos de postemporada en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional.

Pero el camino a los playoffs no fue nada sencillo para Jefes Fuerza Lagunera, un equipo de reciente creación, una franquicia que apostó por Torreón para tener su sede y que ahora lucha por ser el equipo revelación de la LNBP.

Corría el mes de agosto de 2014, la entonces directiva comandada por su presidente Alan Gánem, daba a conocer la noticia en el Auditorio del Tecnológico de Monterrey, regresaba el baloncesto profesional a La Laguna con Jefes.

El coach, Daniel Jaule, a quien le trajeron jugadores sin experiencia en el profesionalismo, eran colegiales recién graduados de universidades de Estados Unidos, pero con gran cartel y proyección.

Otros conocidos como Blake Walker, Andre Joseph, además de Javier Ramos, Ray Gallegos Thomas Sánchez, Víctor Méndez, Irving Ávalos, Manuel Guzmán, Dan Jennings, Matt Gwynne. Ese fue el plantel original.

El mejor partido y el más cardiaco, fue sin duda el disputado ante Fuerza Regia el pasado 18 de enero, en el cual empataron luego de los cuatro periodos.

Pero argumentando falta de compromiso y por no adecuarse a su estilo de juego, de a poco se fueron unos y llegaron otros, Walker quedó fuera, regresó Karim Malpica y también a las pocas jornadas abandonó el equipo.

El camino no fue fácil desde el inicio, Jefes arrancó de visita con una victoria ante Titánicos de León, lo que fue algo alentador, de paso visitó a Abejas y se trajo un triunfo más, pero se tomó con Fuerza Regia que lo regresó a su realidad.

En la jornada cuatro, jugó nuevamente con los regios, quienes les repetirían la dosis a los laguneros.

Jefes tuvo una excelente racha ganadora se 7 encuentros sin conocer la derrota, pero luego cayó en un bache que lo hizo regresar a la media tabla, de donde ya no se movería.

La mejor entrada en el Auditorio Municipal, fue en la inauguración, Jefes era anfitrión de Fuerza Regia, el cual vino a aguarle la fiesta, pues ahí los locales se llevaron su una dolorosa derrota.

La peor paliza fue ante Xalapa. El mejor partido y el más cardiaco, fue sin duda el disputado ante Fuerza Regia el pasado 18 de enero, en el cual empataron luego de los cuatro periodos, en el quinto se volvió a igualar el marcador 108-108, pero en el sexto capítulo, los regios con mejor fondo físico, se llevaron la victoria.

Sin duda a pesar de la derrota, la afición disfrutó de este sensacional agarrón. Cerca del final de la temporada, el equipo ya había asegurado al menos el octavo lugar, siendo el único equipo en la historia de la liga en calificar, nunca antes una franquicia de reciente creación lo había hecho en su primera temporada.

El rival es Cancún, ya calificado a la final del Campeonato de las Américas, a punto de convertirse en el mejor equipo de Latinoamérica, por lo que el muro es alto de subir, pero según el coach Jaule, un equipo con sus limitaciones, pero con coraje y corazón, lo puede lograr todo.