Ayón lidera victoria del Real Madrid frente al Juventut

El jugador mexicano fue el que más puntos anotó por parte de la escuadra madridista

El mexicano Gustavo Ayón 'clava' el balón
El mexicano Gustavo Ayón 'clava' el balón (Cortesía Real Madrid Baloncesto)

REAL MADRID, España

El delantero mexicano Gustavo Ayón fue el líder anotador para su equipo, el Real Madrid, anotó 18 puntos para ayudar a derrotar 90-88 al conjunto Fiatc Joventut, que sufrieron casi todos los 40 minutos del partido, aunque los merengues rieron al último por medio de un cuarto parcial con 15 puntos de KC Rivers. 

Los madridenses tuvieron una racha anotadora en los últimos cinco minutos del partido encabezados por los cinco triples KC Rivers y 10 de Sergio Rodríguez.  

Ayón registró siete tantos en el primer cuarto y su aportación ayudó a los locales a llevar delantera de 10 al segundo parcial, continuó trabajando la tabla, también terminó con cinco rebotes, un bloqueo, una asistencia y un robo. Pero el Madrid sufrió mucho.

Fue al comienzo del cuarto final que Álex Suárez de Joventut anotó triple para despegar 69-64 a los suyos. Fue cuando Rivers se despachó con el primero de cinco triples en el cuarto. Los dos últimos vinieron luego de que Goran Suton clavara una para darle delantera de 82-78 a su conjunto.

Rivers clavó dos para poner el marcador 88-82. Pero Joventut igualó el encuentro a 88 a falta de nueve segundos. Y fue Felipe Reyes, quien anotó la canasta decisiva a pase de Sergio Llull y hacerse con un triunfo asombroso. Con Felipe Reyes de titular, el Real Madrid arrancó con un cuadro compuesto por Facundo Campazzo, el capitán y Ayón de poste como novedades.  

La pareja Reyes-Ayón se hizo con el dominio de la zona y desde ahí comenzó el festival blanco. El capitán celebró un día tan señalado con siete minutos impresionantes en los que anotó seis puntos y capturó tres rebotes, mientras el mexicano, anotaba nueve puntos. Haciendo gala de las rotaciones y su efectividad en el tiro de dos puntos con un 75%  

Un 0-11 de parcial les ponía por encima con el 40-43 en el 17’. En el Madrid, sin el control del rebote, dependían mucho de un acierto exterior que no llegó hasta los minutos previos al descanso con la entrada de Llull. Su triple sobre la bocina colocaba los cartones 50-51.