Gustavo Ayón, camino de ser un titán

El jugador mexicano ayudó al Real Madrid a conseguir su noveno título de la Euro, pero para algunos periodistas españoles, su adaptación fue dolorosa y su progreso tardó; pero puede lograr más


Gustavo Ayón, jugador del Real Madrid y campeón de la Euroliga
Gustavo Ayón, jugador del Real Madrid y campeón de la Euroliga (EFE)

CIUDAD DE MÉXICO

Gustavo Ayón se convirtió el domingo en el segundo mexicano en la historia en conseguir una copa de Euroliga, después de Manuel Raga, pero llegar a este momento no fue fácil. Periodistas españoles que cubren al equipo madridense coinciden en que aunque el nayarita cada vez muestra más cualidades en su juego, la aportación invaluable para los Blancos fue carácter y todavía tiene mucho que entregar a la causa, si logra echar raíces en la Madre Patria.

“Llegó a Madrid como solución de emergencia ante los fichajes de Barcelona”, dijo Faustino Sáenz, periodista del diario El País, vía telefónica. El análisis que se había hecho era que Madrid era un equipo con gran talento, pero falto de carácter, tendían a derretirse en los escenarios más calientes”.

“Ayón vino a cubrir ese puesto: el jugador más rocoso para reforzar la pintura, los primeros meses le cuesta entrar en la dinámica, tuvo problemas familiares, pero a partir de comienzos de este año y con la Copa del Rey como punto de inflexión, forma una pareja muy sólida con Felipe Reyes, empieza a luir en el juego del Madrid”.

Raúl Rioja Zubizarreta, periodista del Grupo 20 Minutos, también mencionó ese doloroso

rito de iniciación. “Pese a que su adaptación ha sido lenta, su papel en la semifinal ante Fenerbahçe, jugando su mejor partido de la temporada con una primera parte pletórica, habla de lo acertado de su incorporación. Va de menos a más y promete ser un hombre clave en lo que queda de temporada”. En dicho partido el nayarita anotó 18 puntos y recuperó 7 tableros y ganó su titularidad para la final.

Por su parte, Lucas Sáenz- Bravo, del diario El Mundo, escribió previo al partido en que los Blancos rompieron 20 años de maldición: “Lo del Titán de Nayarit ha sido un trabajo de fondo, oscuro, hasta llegar al Final Four, y ofrecer su mejor cara, ésa que el madridismo llegó a dudar de su existencia”.

El periodista enfatiza lo que ha sido Madrid para el mexicano hoy de 30 años: un hogar. “Ni en Nueva Orleans, ni en Orlando. Tampoco en Milwaukee ni en Atlanta. Nunca terminó de encontrar su sitio en las tres temporadas que pasó en NBA y, por momentos, se sospechó que tampoco lo haría en la capital de España”.

“Falto de ritmo en ocasiones, sobrepasado por las circunstancias en determinados momentos, su partido contra el Fenerbahçe Ulker fue un compendio de sus habilidades, de sus capacidades, de lo que puede darle al Real Madrid sobre el parqué”.

Es un punto importante, no ha sido fácil para Ayón desarrollarse, es algo que advirtió Faustino Sáenz. “Creo que lo que le ha faltado toda su carrera es continuidad, cualidades le sobran, y calidad tiene para convertirse en uno de los mejores del continente, le falta tanto físicamente como estructuralmente, ser constante”.

Punto que refuerza Raúl Rioja, “Cuando se anunció la llegada de Ayón al Real Madrid, estaba convencido de que el mexicano era justo lo que necesitaba el conjunto blanco. Fuerza bajo los tableros, presencia y rebote definen al mexicano y esas eran precisamente las carencias del Madrid”.

“A Ayón aún le falta una mayor adaptación a los sistemas de Laso, tener más presencia en ataque y sentirse lo que en realidad ya es: un hombre clave en el equipo”.

Lo que deja sobre la mesa solo el futuro de Goosey, pero Sáenz expresó que Gustavo no debe dormir, también debe comenzar a evolucionar.

“Si Ayón tuviera más tiro exterior, si tuviera una serie de cualidades, su proyección sería más notable, pero con lo que tiene le da para ser un centro notable, como referencia durante varios años, pero le hace falta continuidad”, finalizó.