¿Quién para a los Dubs?

Golden State tiene un camino aún largo en busca de los 27 triunfos en fila del Heat de 2012-13 y extenuante para los 33 de los Lakers en 1971-72

Los Warriors están realizando una buena campaña
Los Warriors están realizando una buena campaña (AP )

Ciudad de México

Desde el 16-0, que colocó a los Warriors de Golden State como el conjunto con el mejor inicio de la historia de la NBA, los equipos no han resultado fácil a los de Oakland y éstos tienen un largo camino si quieren igualar la segunda mejor marca de victorias en fila, 27, que pertenece al Heat de Miami de 2012-13.

La de 33, de los Lakers de Los Ángeles de 1971-72, parece impensable. Hoy enfrentarán a los Pacers de Indiana, equipo que con Paul George promediando 27.6 tantos por juego y disparando para el 45.2 por ciento de efectividad, podría evitar que los Campeones defensores cosechen el 23-0. Ya llegar al 22-0 les costó gran esfuerzo.

Los Warriors, que no han perdido más que dos juegos en casa contando la campaña pasada y lo que va de esta, se encuentran en la mitad de una gira de siete partidos que ha exhibido sus debilidades.

En el comienzo de la gira, en Salt Lake City, Utah, las dobles marcas del Jazz a Stephen Curry los llevaron a estar empatados a 101 con 1:02 por jugar, hasta que Curry anotó un triple que apagó la música.

Charlotte no resultó tan complicado, pero el sábado pasado, en Toronto, los Raptors los llevaron a las últimas instancias y los salvaron los 44 puntos de Curry.

El domingo enfrentaron a unos Nets de Brooklyn que el 12 de noviembre los llevaron a tiempo extra mientras intentaban evitar que los Dubs lograran su undécimo triunfo consecutivo. En aquel partido, el centro Brook López falló un tiro con el reloj en ceros abajo del aro, que pudo haber evitado toda esta racha.

Los Nets remontaron un inicio de 30-16 para colocarse a tres puntos a la mitad. Luego Curry anotó 16 de sus 28, en el tercer periodo, incluyendo seis puntos para finalizar ese parcial y desempatar el juego, enviar a su conjunto con delantera de siete puntos y ayudarlos a ganar 114-98, apagando a los Nets, a los que agradecen a los dioses ya no volverán a enfrentar este año.

De esa forma, si los Warriors quieren superar el segundo mejor récord de victorias en fila, tienen que finalizar la gira por el Este ante dos equipos de récord ganador (Indiana y Boston), uno que se les puede complicar por el estilo físico, Milwaukee y luego partir a la Oracle Arena de Oakland, el lugar más intimidante de la NBA, para jugar los siguientes cinco, vencer a Phoenix y Milwaukee para empatar el 27-0 de Miami.

Superarlo será toda vez más complicado. Pues tendrán que vencer otra vez a los Jazz que casi evitan su 19-0. Esa victoria les daría el segundo mejor récord de triunfos al hilo de la historia, sería su 28-0. Pero los 33 triunfos hilvanados de los Lakers de 1971-72, parecen ser una orden en verdad muy complicada. Como cinta de drama, el primer rival que aparece en este nuevo tramo son los Cavaliers de Cleveland, el 25 de diciembre, en rematch de las Finales del ciclo pasado.

LeBron James ha dicho que el equipo ha marcado en el calendario este cotejo y se espera una batalla muy pareja.

De ahí, si es que los Warriors salen con el 29-0, (que ganarían si superan a un excelente Cleveland que ya podría tener a Kyrie Irving de vuelta), siguen Sacramento en la Oracle y viaje por Texas, para encarar a unos Mavericks de Dallas fortalecidos y a los Rockets que buscan un triunfo de calidad.

Curiosamente, el 33-0 que empataría a los Lakers les llegaría si vencen otra vez a Denver, conjunto al que hundieron para llegar a 15- 0. Si luego pueden echar abajo a Charlotte el cuatro de enero de 2016, los Dubs habrán llegado a 34-0. Es el objetivo de Curry y compañía y de aquí a esa fecha cada juego del campeón hasta que pierda, será interesante; el ver si evitan la primera derrota o quizá comienzan su lento declive.