Serbia en busca del milagro ante Estados Unidos

Este domingo se jugará la final del Mundial de Basquetbol, donde Estados Unidos llega como el gran favorito, mientras que Serbia fue la sorpresa tras vencerá Francia, campeón del Eurobasket

Selección de Serbia celebrando pase a la final
Selección de Serbia celebrando pase a la final (Reuters)

MADRID, España

"Los sueños de oro de Serbia", "Adelante, Serbia" o "Tened cuidado, estadunidenses, llega el milagro de Serbia", son algunos de los titulares de la prensa serbia que reflejan la euforia ante la final del Mundial de basquetbol que el equipo nacional disputará contra Estados Unidos este domingo en Madrid.

"Para nosotros ya son campeones del mundo" sea cual sea el resultado del duelo de la final del Mundial, comenta el diario Blic.

El Politika indica en tono similar: "Un paso más. El Mundial de España será recordado por la selección de Serbia, indistintamente de lo que pase esta noche".

El seleccionador serbio, Aleksandar Djordjevic, considera que su selección dispone de "el juego, la competitividad, el deseo, la fe, la calma, el conocimiento, la unidad" para enfrentarse al favorito, y que "sobre la pista todo es posible, no hay equipos invencibles", según cita el rotativo Politika.

"Los milagros ocurrían también en el pasado y no tengo por qué no creer en ellos", dijo el técnico, antiguo jugador del Barcelona y el Real Madrid.

De la selección de Estados Unidos indicó que aunque son un "equipo fenomenal, como organización, a nivel individual y de entrenadores" se les debe "tener respeto, pero no miedo".

Serbia ha sido la gran sorpresa del Mundial de España ya que pocos creían que alcanzaría la final y volvería a la élite baloncestista después de varios años de resultados discretos.

El pivot Miroslav Raduljica, que jugó la pasada temporada en la NBA, cree que podrá ayudar a sus compañeros a conocer el juego de los rivales norteamericanos.

"No pude jugar mucho en la NBA, pero creo que puedo dar algunos consejos a mis compañeros, porque he pasado mucho tiempo con ellos y los conozco un poco", aseguró a los medios tras saberse en la final.

La victoria de los serbios en la semifinal contra Francia por 90-85 el pasado viernes causó un estallido de entusiasmo entre la población, y cientos de jóvenes de Belgrado y otras ciudades salieron a las calles para festejar el gran triunfo y la ya reservada medalla.