Fallece Dean Smith, leyenda del básquetbol universitario

Se retiró en octubre de 1997 con una marca de por vida de 879-254, eclipsando el récord de 876 victorias Rupp durante el campeonato nacional que se disputó en marzo de ese año.

 Michael Jordan y Dean Smith,
Michael Jordan y Dean Smith, (AP )

NUEVA YORK, Estados Unidos

Dean Smith, el innovador entrenador que ganó dos campeonatos nacionales en North Carolina, una medalla olímpica en 1976 y una inducción al Salón de la Fama del basquetbol más de una década antes de retirarse, murió a los 83 años.

El entrenador retirado murió "en paz", en su casa en North Carolina el sábado por la noche, informó la institución en un comunicado de la familia Smith ayer. Estaba con su esposa y cinco niños.

Smith arrastraba problemas de salud en años recientes, con su familia explicando en 2010 que padecía de una condición que le ocasionaba pérdidas de la mejoría. En una carrera que se extendió más de 40 años, Smith entrenó a jugadores como Michael Jordan y James Worthy e influenció el juego y cómo es jugado en formas que no han sido igualadas.

"Además de mis padres, nadie ha tenido un mayor influencia en mi vida que el coach Smith", dijo Jordan en un comunicado. "Él fue más que un entrenador, fue mi mentor, mi maestro, mi segundo padre. Siempre estuvo conmigo cuando lo necesitaba. Al enseñarme a jugar basquetbol, me enseñó sobre la vida".

El sistema de cuatro esquinas de Smith llevó a la creación del reloj de 24 segundos para contrarrestarlo fue el primer coach de la universidad de North Carolina y también el pionero en ofrecer una beca escolar a un atleta negro.

Guió a los Tar Heels a 13 campeonatos de la ACC, apariciones en 11 Final Fours cinco juegos por el título de la NCAA y campeonatos en 1982 y 1993. "Hemos perdido a un hombre que no puede ser reemplazado", dijo el coach de Duke, Mike Krzyzewski. "El basquetbol perdió a uno de sus verdaderos pilares."

También el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lamentó la pérdida del coach Smith. "Anoche (del sábado), Estados Unidos perdió no solo a un entrenador leyenda, sino a un caballero y ciudadano", declaró el mandatario a través de un comunicado. "Pero más importante, el entrenador Smith nos mostró que ha visto una y otra vez en la cancha, que el basquetbol puede decirnos más sobre lo que eres que lo que un tiro en suspensión jamás podrá".

Además de su esposa Linnea, a Smith le sobreviven sus hijas Sandy, Sharon, Kristen y Kelly, su hijo Scott y algunos nietos.