Se sienten más cerca

La holgada victoria ante Eslovenia y tener a Derrick Rose al cien por ciento hacen ver a Estados Unidos como un equipo bien motivado para la semifinal ante Lituania

Derrick Rose destacó ante Eslovenia
Derrick Rose destacó ante Eslovenia (Reuters)

Barcelona, España

La selección de Estados Unidos comienza a disfrutar de esta Copa Mundial de la FIBA y lo refleja en la duela. Tras derrotar a Eslovenia por más de 40 puntos, los ánimos están a tope.

El equipo dirigido por Mike Kzryzewsky se vio motivado durante la práctica del miércoles en el Palau Sant Jordi, donde el jueves por la noche se enfrentarán a Lituania.

"Es un juego importante, queremos estar en la final y ganar, además jugamos el 11 de septiembre que es un día importante en nuestra historia y queremos ganar en ese día", dijo Klay Thompson, quien respondió en los cuartos de final ante una primera mitad floja de sus compañeros.

Para Kenneth Faried, se sienten más cerca del objetivo y de volver con el oro a su país,

"La medalla de oro siempre es una motivación, tenerla en el cuello y saber que lo logramos, dejamos la vara muy alta y ganamos otra vez", explicó.

Como en la mayoría de los oponentes, los referentes son los jugadores de la NBA y Lituania tiene dos que preocupan, "Tienen un hombre alto que es muy bueno, que sabe tirar el balón (Jonas Valanciunas, Toronto), tienen un hombre alto que juega muy físico (Donatas Motiejunas, Houston) y juegan con mucha pasión así que será un partido complicado", agregó Thompson.

Los seguidores lituanos han sido mayoría en la Gran Canaria Arena durante la fase de Grupos y también en Barcelona, así que los estadunidenses esperan una atmósfera adversa, aunque no le temen, "jugamos contra Finlandia y ellos tenían muchos seguidores en la tribuna. Hay una diferencia porque Lituania es mejor equipo pero nosotros nos alimentamos de esa energía, así que será mas divertido, vamos a pasarla mejor, habrá más clavadas y jugadas espectaculares", compartió Faried con una sonrisa.

Una de las razones de la mejoría del equipo en el último encuentro, fue la soltura con la que se vio en la cancha Derrick Rose, el ex MVP de los Bulls de Chicago, es un jugador sobresaliente cuando esta sano, pero viene de perderse las últimas tres temporadas por lesiones, "el hecho de que yo pase en lugar de tirar no significa que me falte confianza o no la haya recuperado del todo, quiere decir que estamos jugando en equipo. El coach ya me dio la luz verde de tirar en todas las ocasiones en las que esté abierto y sacaremos provecho de eso", finalizó el guardia.