Dueño de Clippers entrega el equipo

El proceso de venta del equipo seguirá en manos de la esposa de Donald Sterling 

Donald Sterling (derecha) y su exesposa
Donald Sterling (derecha) y su exesposa (AP)

Ciudad de México

Donald Sterling aceptó ceder el control de los Clippers de Los Angeles a su esposa, y ella se encuentra en negociaciones con la NBA para vender al equipo.

La persona, que no estaba autorizada a hablar públicamente sobre el pacto, indicó que la pareja llegó a un acuerdo después de varias semanas de discusiones.

"Donald Sterling está fuera, y habrá nuevos propietarios", señaló la fuente a la agencia AP.

Ni Shelly Sterling ni su abogado realizaron declaraciones respecto al caso el viernes. Ambos han sostenido conversaciones con los abogados de la NBA durante las últimas dos semanas.

"Ella desea ser capaz de decir, 'Yo vendo al equipo, no lo vende la NBA', y quiere tener control significativo sobre esa transacción. Tampoco tiene planes de demandar a la NBA. Ella quiere que (el proceso) sea algo amable", señaló dicha fuente.

El comisionado de la liga, Adam Silver, suspendió a Donald Sterling de por vida y lo multó con 2,5 millones de dólares después de que se revelara una grabación el mes pasado en la que Sterling realiza comentarios racistas involucrando a personas de raza negra, a la que pertenece la mayoría de los jugadores de la liga.

Sterling dijo a su amiga V. Stiviano que no llevara a personas negras a los juegos de los Clippers durante una conversación grabada. Sterling mencionó directamente a Magic Johnson, miembro del Salón de la Fama de la NBA, y durante una entrevista por televisión de nuevo lo criticó como un mal modelo a seguir.

Esta semana, la liga acusó a Sterling de dañar la imagen de la NBA y a sus equipos con sus declaraciones, así como de incurrir en una conducta que imposibilita su relación con los fanáticos y socios comerciales.

Sterling tiene hasta el próximo martes para responder a las acusaciones. Tiene derecho a presentarse en una audiencia en Nueva York el 3 de junio ante los otros propietarios de equipos. Se le autoriza acudir a la audiencia acompañado por su abogado.

Glen Taylor, dueño de los Timberwolves de Minnesota y presidente de la mesa directiva de la liga, presidirá la audiencia. Si tres cuartas partes de los otros 29 dueños de equipo votan a favor de las acusaciones, Sterling será obligado a vender el equipo que compró en 1981. Silver ha dicho que confía en contar con los 23 votos necesarios.