La difícil tarea de Jorge Gutiérrez

El base chihuahuense se encuentra en un equipo al que esta campaña se le exigirá dar el siguiente paso, además está cargado de talento en la posición que juega


Jorge puede encontrar su nicho en NBA como defensivo de guardias más corpulentos, como Deron Williams (hoy en Dallas)
Jorge puede encontrar su nicho en NBA como defensivo de guardias más corpulentos, como Deron Williams (hoy en Dallas) (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

La vida en la NBA no es fácil y la de Jorge Gutiérrez mucho menos. El armador mexicano tiene un contrato no garantizado para este año y expirará al finalizar la campaña, y está en un equipo que puede ser el tercero o cuarto favorito de la Conferencia Este.

Con la predilección que tiene el coach Jason Kidd por los combo guard (una combinación entre movedor y escolta), Michael Carter-Williams es su titular indiscutible, y Jerryd Bayless es el movedor reserva que cada coach en la NBA moriría por tener: un ritmo ofensivo más rápido para la segunda unidad.

Y la llegada del combo guard venezolano Greivis Vásquez, simplemente complica el panorama del chihuahuense. Vásquez le da a Kidd un movedor que puede llevar al poste bajo a guardias menores (algo que fue estilo de su sello de entrenador en Brooklyn) y la capacidad de pasar para Greivis le da un Sexto Hombre perfecto para el esquema que quiere montar como identidad en Milwaukee.  

Eso deja a Gutiérrez en competencia directa con Tyler Ennis, Rashad Vaughn y Charlie Westbrook por el puesto de tercer movedor. Jorge demostró un gran progreso en su mentalidad ofensiva durante el Preolímpico de la Ciudad de México, atacando el aro con más confianza y creando para sus compañeros, ese progreso deberá trasladarlo a la encarnizada lucha en el Este (no más una Conferencia fácil).

El problema de Gutiérrez será otra vez encontrar la fórmula para obtener minutos. En este momento es uno de los especialistas defensivos de Kidd, un guardia capaz de ganar rebotes e iniciar el rompimiento (tal como él en su era dorada), así como un defensivo agresivo capaz de defender a guardias un poco más grandes que él.

Ese es el nicho que podría darle un lugar en la rotación de los Bucks, pues los de Wisconsin rebosan de talento en la posición de movedor de balón, la llegada de Greivis puede resultar adversa para las aspiraciones de Jorge, es muy probable que Vásquez se convierta en el nuevo favorito de Kidd, con él los Bucks parecen con más posibilidades.

Los equipos tienen hasta el 26 de octubre para presentar a la NBA los rosters con los que piensan jugar la noche inaugural. Sin embargo, 48 horas antes de ese límite los conjuntos comenzarán a cortar a los jugadores que fallaron en darles una buena impresión.

En este momento, los Bucks tienen un roster de 20, tienen que cortar a cinco para luego dejar la plantilla en los 12 que van a jugar (los otros tres estarán en reserva, inactivos o mandados a la D-League).

En la actualidad el contrato que firmó Jorge Gutiérrez es por dos años, 990 mil 502 dólares. En 2015-16, Gutiérrez recibirá un salario de 495 mil 251 dólares. Sin embargo tal contrato no está del todo garantizado, si el equipo decide dejarlo libre antes de 30 de noviembre de 2015, absorbería un gasto de 250 mil dólares. Si el gerente general John Hammond no ve algo que pueda convencerlo de conservarlo, podría asumir el costo de dejarlo libre. Esta campaña más que ninguna, Jorge tiene que dar el siguiente paso, después de todo, de eso se trata la mejor liga de basquetbol del mundo.