¿Quién será el nuevo Rey?

Los Diablos Rojos y los Pericos de Puebla se enfrascan a partir de este sábado en una batalla por la corona de la Liga Mexicana de Beisbol

Arturo López será el abridor de los escarlatas
Arturo López será el abridor de los escarlatas (LMB.com)

Puebla, Puebla

Esta tarde comienza la batalla final entre capitalinos y poblanos. Al filo de las 4 de la tarde se escenificará el primer juego de la Serie del Rey en el Estadio Hermanos Serdán, de Puebla, un choque entre novenas que nunca se habían enfrentado en esta instancia.

Los Diablos Rojos del México persiguen su decimosexto título de la LMB, en busca de afianzarse como el equipo con más campeonatos en la historia del circuito.

Los escarlatas alzaron el gallardete por última vez en 2008, bajo el mando de Daniel Fernández.

Previo a ese título 15, consumaron el bicampeonato en 2002 y 2003, con Bernardo Tatis en el timón.

Por su parte, los Pericos de Puebla buscan su segundo título de LMB con ese mote, luego de que se coronaron bajo el mismo nombre en 1963, comandados por Antonio Tony Castaño.

Los títulos más recientes de equipos poblanos en la LMB son el de 1986, de los Ángeles Negros, de Rodolfo Sandoval; y el de 2005, con los Tigres de la Angelópolis, de Enrique Che Reyes.

La última vez que los Pericos arribaron a la Serie Final del circuito de verano nacional fue en 2010, cuando perdieron el título en cinco juegos frente a los Saraperos de Saltillo.

"Hay que trabajar muy fuerte, mantenernos lo más enfocados posible, que no haya distracciones en los juegos que vamos a tener para evitar salirnos de ese ritmo, el enfoque es primordial en el desempeño y así lo he platicado con los muchachos", explicó Miguel Ojeda, el mánager de los Diablos Rojos.

A pesar de que inician fuera de casa, los capitalinos son favoritos para conseguir el título. Históricamente los equipos poblanos solo han sido capaces de echar a pique a la novena escarlata en una ocasión en esta fase, y fueron los Ángeles Negros, en 1986.

Para el juego uno de la Serie del Rey, Ojeda anunció como abridor al zurdo Arturo López, quien en la campaña regular fue castigado por la ofensiva emplumada en dos entradas con ocho hits y seis carreras, y que contra los Pericos tiene marca de 1-1.

Por su parte, Joe Álvarez mandará al centro del diamante a Mauricio Lara, también zurdo, que no ha enfrentado este año a los capitalinos, aunque en 2013 tuvo marca de 2-0, incluyendo una blanqueada en el Foro Sol. De por vida, su récord ante los escarlatas es de 3-2.

Sin embargo, se miden las dos mejores ofensivas de la temporada, Pericos fue la número uno y Diablos la dos, mientras que el bateo de los de Ciudad de México ha sido el más imponente en la postemporada con .348.

Por los verdes, César Tapia y Sandy Madera encabezan el ataque y tan solo en la postemporada han conseguido cuatro jonrones; mientras que el segundo ha impulsado 17 carreras, Alberto Carreón no se queda lejos con 16.

Nadie ha conectado más hits en playoffs que los verdes (149), y cinco de sus jugadores encabezan el departamento de imparables.

Los Diablos Rojos se han valido de las actuaciones de Juan Carlos Gamboa, Sergio Gastélum, John Lindsey y Japhet Amador, pero el último está en duda porque se recupera de un tirón en el muslo.

En la campaña regular, los capitalinos tuvieron la mejor marca de la Liga con 70-42 y Pericos la segunda de la Zona Sur con 61-48, detrás de Tigres.