A recuperar el reflector

Cuatro jugadores no muy conocidos disputarán esta noche el 30 concurso de clavadas de la NBA, y buscarán recuperar la atención ante un certamen de triples que es el evento más esperado del Sábado de las Estrellas de la NBA

Victor Oladipo
Victor Oladipo (AP )

Ciudad de México

El evento reina del tradicional Sábado de Las Estrellas, pondrá en acción esta noche a tres jugadores de segundo año y aun novato en busca de ganar la edición 30 del concurso de clavadas. Traído a la NBA en 1984, para reverberar la espectacularidad de cada día de la hoy desaparecida ABA, este certamen ha perdurado y se ha convertido en el instante más importante del sábado previo al Juego de Estrellas, la auténtica tradición de la liga.

El concurso vuelve a sus raíces, en las que los participantes tienen un límite de tres intentos para poner sus clavadas ante los ojos de los jueces, sin límite de tiempo y de ahí alguna de sus clavadas recibe calificación, si está contento con el resultado, el participante no replica su intento y elige permanecer con sus puntos.

Consistirá de dos rondas, en la primera los cuatro participan con dos clavadas cada uno, a la segunda y definitiva fase pasan los dos mejores puntajes a un duelo cabeza a cabeza por el título.

Este año, lo poco conocido de los participantes voltean la vista al concurso de triples, con ocho aspirantes, que será histórico por enfrentar a quizá los mejores tiradores de toda la temporada. Sin embargo, hay expectativa en lo que puedan hacer los clavadores, a pesar de que no tienen ninguna estrella en sus filas.

John Wall decidió no defender su título de 2014, lo que deja a cuatro nuevos aspirantes con variados estilos para el Slam Dunk Contest de esta noche. "Solo lo decidí, solo deseo que esos jugadores jóvenes se diviertan", dijo Wall en teleconferencia. "Me gusta cómo clavan Zack LaVine y Victor Oladipo, les deseo lo mejor, que se diviertan y que tengamos un nuevo campeón".

(VIDEO, Victor Oladipo)

Para empezar el "comboguard" de los Magic de Orlando, Víctor Oladipo, el único del contingente que ha demostrado, en partido, que puede clavarla a dos manos haciendo un giro de 360 grados, una habilidad que le ayudó a ganar el certamen al mismo Wall en 2014. Si algo tienen los cuatro participantes de la edición de esta noche es que recuerdan a campeones del pasado en sus estilos y en esas características podría estar la clave para seguir sus desarrollos.

Oladipo y su arsenal de habilidades se parecen al de los campeones de 2013 y 2012, Terrence Ross y Jeremy Evans.

Oladipo reúne habilidades y despegue similar al de Wall y posee el mayor salto vertical de los cuatro con 106.6 centímetros, lo que lo pone como favorito en el papel. Debido a que ha batallado para encontrar una posición como movedor de pelota y ha alternado entre esta posición y la de escolta, ha conseguido solo 22 clavadas en lo que va de la campaña, y su favorita es la retacada en transición, además de ser el participante más bajito del grupo con 1:93.

(VIDEO, Antetokounmpo)

El segundo favorito por la bizarra concisión de sus movimientos es el griego Giannis Antetokounmpo, de los Bucks de Milwaukee. El llamado "Greek Freak", ha completado 52 clavadas, aunque la gran mayoría de ellas standard, no de concurso. Lo que hace pensar en que este joven de 20 años será un espectáculo, es la clase físico que tiene, con sus 2 metros, 11 centímetros y una apertura de brazos de 2 m, 8 cm, y un salto calculado en cerca de 101 centímetros.

Su atleticismo le permite atacar el y llegar de la línea de tres al aro con un solo bote, además de su despegue, del que ya ha dado testimonio este año, sobre todo en canastas en transición.

La principal dificultad que enfrentan los jugadores tan espigados y con tal apertura de brazos de punta de los dedos al otro extremo, es la creatividad, donde si los jueces no observan la suficiente, el paso de Giannis por el concurso podría ser muy rápido.

Recuerda a JaVale McGee, concursante de 2011 que quedó cerca de ganar y es recordado por las ingeniosas y ocurrentes clavadas.

(VIDEO, Zach LaVine)

El único novato inscrito es el prototipo de dunker que más ha ganado el concurso y suele impresionar por su despegue y resorte. Desde que estaba en la Universidad (asistió solo un año a UCLA), Zach deslumbraba a propios y a extraños con sus clavadas en transición.

Es posiblemente lo que originó que cayera posiciones en su cotización en el Draft del año pasado, donde estaba proyectado para irse en los primeros cinco picks (cayó a la 13) y fue seleccionado por los Wolves de Minnesota.

Porque LaVine recuerda enormemente a Gerald Green, el dos veces participante (y campeón en 2007) del concurso, cuya hazaña y maldición fue saber clavar el balón, ya que durante años parecía que es lo único que podía hacer (pudo regresar a la NBA y ahora es un buen contribuyente para los Suns de Phoenix.

El estilo del tipo de atleta que es LaVine ha hecho ganar a competidores como Fred Jones (2004) y Desmond Mason (2001). Por el mismo descrédito en el que cae un dunker que da la impresión que no sabe hacer otra cosa, LaVine tiene solo 17 clavadas en su primera temporada, de las cuales ha completado la mayoría mientras ataca el aro. Su elevación de 106.6 centímetros es lo que le da un despegue a tomarse en cuenta. La creatividad y teatralidad será lo que separe a Zach de su competencia.

(VIDEO, Mason Plumlee)

A pesar de que Mason Plumlee es el que más clavadas ha reunido en la campaña, 80, el delantero centro de los Nets de Brooklyn parece el menos favorito para ganar. Es porque sus clavadas, aunque espectaculares, parecen más bien aptas para un juego, en que Mason se alza a dos manos y clava el balón sin importar quién esté enfrente.

A lo largo de las 29 ediciones, el concurso no lo ha ganado un jugador de las características para clavarla de Mason.

Tiene la misma estatura de Giannis Antetokounmpo, y su capacidad atlética es también un factor resaltante. Pero tiene el menor salto vertical de todos con solo 91.4 centímetros.

Si en estilo de clavar a alguien recuerda es a A'mare Stoudemire de 2005, que aunque concentraba un enorme poder, no fue suficiente para darle el título, que perdió a manos de Josh Smith.

LAS REGLAS DEL CONCURSO DE CLAVADAS

JUECES: Habrá cinco en total, por cada clavada, una calificación de 6 a 10 será asignada por cada juez.

INTENTOS POR CLAVADA: Por cada clavada en las dos rondas, cada participante está limitado a tres intentos para completar una clavada.

DEFINICIÓN DE INTENTO: Un intento es definido como el jugador en control del balón y ya saltando hacia el aro.

OFICIALES: Un réferi juzgará si el intento es considerado como una clavada realizada o una fallida. Las realizadas no pueden ser reemplazadas incluso si el concursante tiene intentos restantes.

ELEMENTOS: Cualquier uso de utilería o de otras personas durante la competencia, debe ser aprobado por el comité de la liga.

REPETICIÓN INSTANTÁNEA: Será utilizada a discreción del oficial a cargo.

CRITERIO DE DESEMPATE: Si en primera o segunda ronda dos competidores quedan empatados, se realizará una clavada por cada participante y el que tenga mayor calificación avanzará o ganará.