La Revolución Mexicana

El Centrobasket inicia en Tepic y la selección tricolor espera que este torneo no solo sirva para ganar los pases al Preolímpico y los Juegos Panamericanos 2015, sino para que este deporte siga creciendo y se luzca aquí y en el Mundial

La selección mexicana de basquetbol durante un entrenamiento
La selección mexicana de basquetbol durante un entrenamiento (Mexsport)

Ciudad de México

La selección mexicana inicia hoy un nuevo camino. Una ruta paralela a la que terminará en España dentro de unas semanas en el Mundial. Los seleccionados cargan en sus maletas con un deseo contenido por años no solo por ellos, sino por los mexicanos, y este es un viaje que se espera llegue a Río de Janeiro 2016, con una parada previa el próximo año en Toronto.

El equipo debuta en el Centrobasket 2014 que reparte cuatro boletos para el torneo Preolímpico y tres para los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. Y México está en casa, Tepic, Nayarit, y con la moral a tope, ya que la última vez que la mayoría de este grupo se juntó, consiguió el título en Caracas, Venezuela, lo que le valió el boleto al Mundial que enfrentará después de este certamen.

El evento servirá para confirmar el resurgimiento del basquetbol en el país, una nueva era que comenzó en 2011 con la medalla de plata de los Juegos Panamericanos de Guadalajara y siguió con el pase al Mundial donde participará a finales de agosto. Este es un momento que tiene dos nombres propios: Sergio Valdeolmillos y Gustavo Ayón.

El entrenador español le ha cambiado la cara al cuadro azteca, mientras que El Titán se ha convertido en el referente en la duela. Por eso para el entrenador ibérico, este Centrobasket va más allá de un certamen regional.

"Lo destacado es que esto deje una herencia aquí, y eso es que haya muchos practicantes, miles, también un orden, que se fomente el baloncesto de una forma masiva, porque es algo que gusta y a partir de ahí será importante en el país. En España somos 47 millones de habitantes y tenemos una gran imagen gracias a Rafael Nadal, Fernando Alonso, Pau Gasol, Andrés Iniesta, y al final el deporte son valores y eso repercute en la escuela y luego en la sociedad. Eso es lo que vale, por eso hay esa pirámide y esa proyección en el deporte profesional, ¿por qué México no puede hacer eso con 110 millones de habitantes?", afirmó a La Afición.

El entrenador europeo ha comandado este proyecto que vivirá su mejor momento en el Mundial, pero afirma que en el torneo que comienza hoy en el Auditorio de la Gente de Tepic seguirá en construcción un camino que espera que sea largo.

"Lo más importante es que esto tenga continuidad, muchas veces en el deporte no tienes una relación causa-efecto, pero este equipo tiene una identidad, un sello, una capacidad de sacrificio, de desarrollo en lo que hace y transmite. Si al final siguen sumando triunfos para que esto pueda llegar más allá, bienvenido sea, porque eso ahora mismo lo necesitamos, las victorias nos van a dar un respaldo institucional, pero en el basquetbol en México hay gente que quiere que haya apoyo y esperamos corresponder con eso".

ASUMEN PAPEL DE FAVORITOS

El resultado conseguido en el Premundial ha devuelto al cuadro tricolor a los primeros planos del baloncesto de la región, y el entrenador español sabe que la responsabilidad para este Centrobasket es competir con Puerto Rico y República Dominica, porque los tres son favoritos.

"Nos vamos creando cada vez más la exigencia de que tenemos que estar ahí con ellos, pero eso también tenemos que demostrarlo, en años anteriores hemos tenido problemas con Islas Vírgenes, con otros equipos, debemos comportarnos a un buen nivel para que luego cuando lleguemos a enfrentarnos a equipos importantes seamos capaces de estar a su altura".

La selección mexicana debutará esta noche ante Islas Vírgenes, luego descansará, para después enfrentarse en el grupo a Bahamas, El Salvador y Puerto Rico, rivales que ya fueron analizados a fondo por Valdeolmillos y sus asistentes.

"Islas Vírgenes es un equipo con mucho talento ofensivo, Bahamas es un poco más equilibrado y estable, tanto en el perímetro como a nivel interior y quizás con mayor orden ofensivo, es peligroso, cualquiera puede representar problemas porque son un poco anárquicos y eso provoca que no sepas dónde tienes que plantear las situaciones de juego. El Salvador es más ordenado y Puerto Rico depende de cómo llegue a este torneo de cara al Mundial".

Sin embargo, el objetivo del cuadro es claro: "Quedar lo más alto posible, y con los dos retos prioritarios: calificar al Preolímpico y a los Panamericanos; es por lo que tenemos que luchar. Vamos a tener el apoyo del público y ese respaldo ojalá nos sirva para lograr esas metas y será muy importante para generarnos confianza para el Mundial".