Cavaliers, nadie dijo que sería fácil ganar

El llamado nuevo 'Big-Three', conformado por LeBron James, Kevin Love y Kyrie Irving se ha topado con una contundente realidad que los aleja de ser los mejores de la liga 

LeBron James
LeBron James (Reuters )

CIUDAD DE MÉXICO

A pesar de que sólo han jugado cuatro partidos y la temporada en la NBA es muy joven, LeBron James y sus Cavaliers de Cleveland comenzaron la temporada con más dudas que virtudes, por lo que se miran muy lejos del equipo que pinta no sólo para ganar esta temporada, sino para formar una dinastía.

El llamado nuevo 'Big-Three', conformado por LeBron James, Kevin Love y Kyrie Irving, para muchos, iba a ser dominante desde el inicio, pero la realidad es otra. El peso impuesto a un joven equipo para ser campeón está cobrando factura desde muy temprano.

Aquí te dejamos las claves por las cuales los Cavaliers no tendrán un camino fácil rumbo a su anhelo de ser campeones.

LeBron nunca con movedor elite

'El Rey' tiene una carrera muy productiva, no por nada es el mejor jugador de la Liga. Pero en su experiencia, jamás tuvo un movedor élite como Kyrie Irving, un joven talentoso, de los mejores de la Liga en su posición, acostumbrado a mover el juego.

LeBron deberá adaptarse a un nuevo juego, pues su estilo choca con el de Irving, lo cual ya se ha visto reflejado en los primero duelos.

Irving nunca con un estelar

Con 22 años, Kyrie se ha consolidado como uno de los mejores armadores en la NBA. Desde su llegada a Cleveland ha comandado a un joven equipo y por primera vez tiene a dos estrellas compartiendo jersey.

No será fácil para Irving adaptarse a un sistema donde no es él quien mueve el juego, toma el primer tiro y no es el encargado de ganar los partidos en momentos de apremio; aunque no deberá olvidarse de ello.

Víctima: Dion Waiters

Junto a Irving, Dion Waiters es una de las promesas del equipo, pero la fusión del 'Big-Three' lo ha afectado muy fuerte, por lo que podría estar, muy pronto, en la lista de cambios del equipo.

Luego de su segunda temporada como profesional, la cual fue más que prometedora al promediar 15.9 puntos, 2.8 rebotes y 3.0 asistencias por partido, Dion, al cabo de cuatro partidos, bajó sus promedios a más de la mitad de producción, con 7.5 puntos, 1.0 rebotes y 1.0 asistencias por encuentro.

Su pobre juego colectivo

La gran efectividad de Kevin Love, quien promedia 17.0 puntos y 12.0 rebotes por partido, no ha sido gran factor para los Cavs, pues la ofensiva del equipo no marcha conforme a lo esperado al promediar sólo 96.5 puntos por encuentro, quinto peor registro en la NBA.

El detonante: el pobre juego de conjunto. Cleveland tiene la peor cifra en cuanto asistencias en la NBA al totalizar 64, es decir 16.0 por partido, lo que refleja su baja efectividad en tiros de campo, la cual es de 40.5, segunda menor de la Liga.

Si bien su bajo desempeño no los dejará fuera de los Playoffs, los Cavaliers deberán trabajar más de lo esperado para llegar a la cúspide de la NBA.