La guerra por el dominio del basquetbol en México

Diferentes trincheras, encabezadas por diversos organismos y federaciones, con el apoyo de algunos jugadores de la selección mexicana, se pelean el derecho de regir el baloncesto nacional

Selección mexicana en el preolímpico de FIBA Américas
Selección mexicana en el preolímpico de FIBA Américas (Mexsport)

Ciudad de México

La pugna por ver qué institución se hace cargo del baloncesto mexicano, es un problema que, desde hace varios años se disputan la Federación Mexicana de Basquetbol (FMB) y la Asociación Mexicana de Basquetbol (Ademeba), pleito que desencadenó en que ninguna de éstas fuera reconocida por la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), precedida por el abogado Alfredo Castillo, lo que provocó la suspensión por parte de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA).

El 22 de septiembre y sustentada en un fallo emitido en 2011 por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la FMB exigió a la CONADE que se le reconociera como la organización encargada de dirigir el baloncesto en México.

Sin embargo, la Ademeba, creada en 2008 a petición del COM y la misma Conade, cuenta con el respaldo del Comité Olímpico Mexicano, así como de la propia Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), para desarrollar los torneos de selectivos nacionales.

Esta Asociación ha sido la que, hasta hace poco gobernaba el 'deporte ráfaga' en el país.

Debido a que la Conade no ha aprobado a la Ademeba, como organismo rector del basquetbol en el país, la FIBA optó por suspender a México, hasta que se resuelva la "situación institucional" con Alfredo Castillo.

Esta decisión pone en vilo la participación de la selección mexicana en el repechaje que otorgará un boleto a los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Incluso, el líder de los '12 Guerreros' Gustavo Ayón, había manifestado su apoyo total a Castillo y la Conade, argumentando que éste ha realizado una buena labor en pro de la selección y sus compañeros.

El mes pasado, el jugador del Real Madrid pidió a la FIBA que no intervenga en las decisiones de Castillo, asumiendo el riesgo de quedar fuera del repechaje como "el precio que se debe pagar" para que exista una regulación y mejora en este deporte.

"Me parece que lo que está haciendo FIBA no es correcto. Pienso que esas son decisiones que se deben tomar interiormente en México, valorando las cosas buenas y las cosas malas que ha hecho una asociación como en este caso es Ademeba".

"Es indignante que una federación internacional quiera venir a exigir quién es el que va a regir el basquetbol en México y no que las personas encargadas del deporte en nuestro país decidan quiénes son los que van a dirigirlo. Deben ser personas que trabajen, que dejen cosas positivas y no dinosaurios que solo están afectando nuestro basquetbol desde hace mucho años", sentenció el basquetbolista nayarita.