¿Quién es el MVP?

Stephen Curry, LeBron James, Russell Westbrook y James Harden son cuatro de los jugadores que se pueden llevar el galardón al Jugador Más Valioso. Te decimos los argumentos de cada uno

Stephen Curry y James Harden, prospectos para MVP
Stephen Curry y James Harden, prospectos para MVP (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO

Definir quién es el Jugador Más Valioso es un problema cada año, ¿es quien hace más puntos?, bajo ese parámetro, entonces debería ser para Russell Westbrook o James Harden; ¿es quién significa más para su equipo?, entonces LeBron James levanta la mano, pues Cleveland pasó del sótano divisional a la segunda posición de su conferencia de un año a otro. Si por el otro lado el trofeo Maurice Podolo va a la vitrina de quien anota más triples, es el jugador más popular y quien representa al equipo más ganador y favorito a conseguir el título de Liga, entonces debe ser para Stephen Curry. ¿Qué define al Jugador Más Valioso? Es la polémica pregunta de todos los años y en lo que se resuelve, la campaña 2014-2015, que finaliza mañana, ha obsequiado algunas de las estampas más memorables en los últimos tiempos y eso se debe en gran parte a estos cuatro atletas fuera de serie.

Stephen Curry

Stephen Curry forma parte del equipo más ganador de la NBA, con posibilidad de llegar a 67 victorias en un año de ensueño, y solo otros nueve conjuntos han ganado tal número de partidos en la historia y siete veces ese cuadro en cuestión ha tenido al MVP en sus filas.

Pero Curry, aunque es el líder indiscutible de los Warriors, está rodeado de talento en todas las posiciones lo que a los ojos de muchos demerita un poco sus posibilidades de obtener el trofeo. De hecho, la fama de equipo perimetral que ha ganado Golden State se debe a Curry y a Klay Thompson, los famosos Splash Brothers, acreditados por 500 triples de los 857 (sin contar los dos últimos juegos) de los de Oakland.

El antecedente de un jugador similar a Curry que se haya llevado los honores sin comandar la anotación de la NBA, es Steve Nash, quien cosechó dos trofeos al hilo, pero lideraba la Liga en asistencias y no cabía duda de que hacía mejores a sus compañeros.

Curry está dentro de los primeros 10 en asistencias por juego, pero en honor a la verdad su equipo sería bueno aún sin él. Por eso muchos postulan a Chris Paul, líder en pases para canasta, de los Clippers como fuerte candidato, pues éste cargó a los angelinos ante la ausencia por lesión de Blake Griffn. El mejor argumento para Curry es que es el corazón de un equipo que está marcando la tendencia actual, todos quieren jugar como ellos y su conjunto es favorito al campeonato cuando los playof s empiecen este sábado, y es en gran parte gracias a él.

James Harden

Lo de James Harden en Houston cae en la idea de un MVP de libro de texto. Harden es en efecto el MVP de su equipo, sin él, los Rockets no hubieran calii cado siquiera a playoffs. Lo más sorprendente de Harden es que a pocas semanas de iniciada la campaña, se lesionó Dwight Howard, la otrora superestrella con la que en teoría los texanos deberían dominar el Oeste y la Liga. Howard terminó perdiendo 40 partidos por lesión y hasta recientemente se ha venido a incorporar a un equipo que todavía hace una semana no había sufrido la ausencia del tres veces Defensivo del Año, y eso es gracias a Harden.

El escolta no solo se ha convertido en una sensación por su estilo explosivo hacia el aro, su step back jumper y su rutina de meter un triple y simular “que está cocinando al rival”. James ha cargado a su conjunto desde el primer día, pero éste se ha visto aquejado por las lesiones y las más recientes (Donatas Motiejunas y Patrick Beverley) ponen en peligro seriamente las aspiraciones del conjunto.

Houston en estos momentos estaría en la sexta posición luego de pelear la segunda durante todo el año. Harden es el favorito de muchos para cosechar su primer Podolof y en honor a lo que el mismo Harden ha expresado, es el jugador que mayor trabajo duro ha realizado todo el año para mantener a su equipo en el status de contendiente y es posible que la NBA lo premie al darle el trofeo MVP, pues es posible que en playof s no tenga una larga vida.


Russell Westbrook

El movedor de Oklahoma City es sin duda el caso más interesante de todos. Condenado a ser el segundo abordo en la nave del Thunder, ante el talento de Kevin Durant, Russell Westbrook tuvo que cargar al equipo ante la lesión de pie del actual MVP, Durant. Se ha recuperado de serias lesiones para volver a la duela y su esfuerzo ha servido para otorgarle 11 triples dobles en lo que va de la campaña y todo en pelea desesperada por la octava posición en postemporada, la cual le asegura a su conjunto enfrentarse a Golden State en primera ronda de playoffs.

La posible definición de “tanto trabajo para nada”, pero lo que Westbrook le ha dado desde febrero a su conjunto es una identidad combativa en medio de la adversidad que enfrenta un equipo que de haber gozado de salud seguramente estaría peleando por el título este año.

De hecho, Westbrook ha sido de facto el Más Valioso de la NBA desde la pausa del Juego de Estrellas. Su aportación en todos los ámbitos del juego ya le ha hecho superar su marca de puntos de carrera, los 54 que anotó el domingo ante los Pacers en una derrota que hipotecó las posibilidades de Oklahoma de calii car a playof s. Westbrook merece una consideración importante por ser el MVP en la ausencia de Durant, lo que lleva a importantes reflexiones sobre si no es hora de que alguno de los dos jugadores busque otro equipo, Durant será agente libre irrestricto al finalizar esta temporada y Russell lo será hasta la siguiente.

LeBron James

LeBron James está construyendo una nueva identidad en su regreso a Cleveland. No solo por volver a vestir el número 23 y el hecho de que ya no utiliza esa bandita para el sudor con la que jugó en cinco Finales de la NBA y se ganó a pulso dos títulos. James ha declarado que su estancia en el Heat de Miami fue el equivalente a asistir a la Universidad para él, y en Cleveland quiere hacer su propio proyecto, en el que sea el líder que lleve al equipo a su primer Larry O’Brien.

El impacto de James este año es notable, cuando su conjunto estaba arañando la mediocridad les llamó la atención, solicitó una junta para hablar con sus compañeros y desde entonces amasaron el segundo mejor registro de la Conferencia Este y con uno de los equipos más profundos de la NBA están listos para regresar a la Final por primera vez desde que LeBron los llevó allá y fueron barridos por los Spurs en 2007.

Lo que para el observador atento cambió es que James ya no se toma fotos imaginarias con sus colegas ni fanfarronea cada que anota un triple importante o clava un balón. James en efecto está decidido a mostrar su madurez en variadas facetas, de tal forma que su reto es cargar a los Cavaliers que tras cuatro años de ausencia en playoffs tienen serias posibilidades del primer campeonato para un equipo profesional en Cleveland en 50 años. Eso haría de James una leyenda en su tierra natal y por eso el cuatro veces MVP merece ser considerado para un quinto.