Primero de julio: Enciendan sus motores…

A la media noche inició la agencia libre de la NBA, son muchos los ‘peces gordos’ que estarán disponibles en el marcado

LeBron James y Chris Bosh celebran el triunfo de Miami
LeBron James y Chris Bosh celebran el triunfo de Miami (AP )

CIUDAD DE MÉXICO

No recuerdo una temporada que estuviera tan plagada de historias interesantes como la del 2013-2014.

El retiro del comisionado David Stern y el ascenso de su sucesor Adam Silver sería la primera, pero de ahí el impulso nunca dejó de aumentar con otras tramas tan peculiares como la contratación del primer jugador abiertamente gay en la historia de las cuatro ligas profesionales varoniles de los Estados Unidos (Jason Collins con los Brooklyn Nets), la carrera por el premio del Jugador Más Valioso entre LeBron James y Kevin Durant (ganada por el último), las lamentables declaraciones de Donald Sterling, la mejor primera ronda en la historia de la liga y la coronación de los Spurs

Considerando esto, es más que apropiado que la época de contrataciones y descanso siga el mismo patrón de incertidumbre y locura.

A partir del primero de julio, aquellos jugadores cuyo contrato ha llegado a su fecha de expiración o con estipulaciones que lo permitan, serán libres de negociar con otros equipos.

Algunos de los jugadores que entran dentro de la anterior descripción incluyen superestrellas del calibre de LeBron James, Carmelo Anthony, Dirk Nowitzki, Chris Bosh, Pau Gasol y Dwyane Wade, además de jugadores útiles que comandarán interés y salarios millonarios como Kyle Lowry, Greg Monroe, Shaun Livingston, Chandler Parsons, Lance Stephenson, Luol Deng, Eric Bledsoe, Trevor Ariza, Gordon Hayward, Marcin Gortat, Channing Frye, entre otros.

Eso sin contar a veteranos como Ray Allen, Paul Pierce, Chauncey Billups, Vince Carter y Shawn Marion, que aunque difícilmente competirán por los sueldos que alguna vez comandaron, aún son capaces de ayudar a equipos veteranos que busquen el título o que necesiten ayuda para guiar a sus jugadores jóvenes.

La liga está preparada para esta camada y diversas franquicias se han colocado debajo del tope salarial establecido por la liga, de forma que puedan atraer al mejor talento. Es así como el Miami Heat (55 millones de dólares), Phoenix Suns (35 millones), Philadelphia Sixers (30), Utah Jazz (30), Orlando Magic (28), Dallas Mavs (26), Charlotte Hornets (23), Detroit Pistons (23), Los Angeles Lakers (22) y Atlanta Hawks (15) figuran entre aquellos que disputarán los servicios de los atletas que encajen mejor dentro de su roster, salario, ciudad y cultura deportiva.

Un equipo como Miami, aunque cuenta con el mayor espacio en la liga para contrataciones, gastará gran parte de esta para firmar a su triunvirato de estrellas (James, Bosh y Wade), aunque se habla que los dos últimos firmarán por cantidades menores a sus contratos anteriores para poder atraer más talento al campeón de la conferencia este. Aunque se ha mencionado el nombre de Carmelo Anthony, un nombre más asequible y que encaja mejor con las necesidades del equipo es el de Kyle Lowry. Sin embargo se ve difícil que puedan igualar la oferta de su equipo, los Toronto Raptors. Para Miami, se habla de que hay interés en Gasol, Gortat, Ariza, Carter y Marion.

Equipos como Philadelphia, Utah y Orlando se encuentran en reconstrucción y se ve difícil que haya interés en invertir en veteranos, aunque se habla que el Magic puede ir tras los servicios de Greg Monroe.

Los Mavs son un caso interesante: fueron el equipo que más batalla le dio a los eventuales campeones de la NBA, el estado de Dallas es junto con Florida uno de los que no paga impuesto por salario, tienen a uno de los tres mejores coaches de la liga en Rick Carslile y acaban de re-adquirir a Tyson Chandler, ex – compañero de Carmelo Anthony en los Knicks. Los Mavs no han escondido su interés por ‘Melo’. Y si no es Anthony, Parsons, Livingston, Deng y Ariza pueden encajar en las necesidades del equipo.

Los Hawks y Hornets son dos equipos que podrían mejorar notablemente con la adición de una o dos piezas claves y aunque no son atracciones populares para jugadores, siempre pueden sobre-pagar ofertas de otros equipos.

Ambas franquicias necesitan un delantero bajo y podrían escoger entre Parsons, Hayward, Deng y Ariza, mientras que a los de Charlotte no les caería mal echarle un vistazo al controversial guardia de los Pacers, Lance Stephenson.

Los Pistons gastarán la mayor parte de su espacio en mantener a su prometedor delantero de poder, Greg Monroe, pero aún después de esto aún podrían cubrir sus necesidades buscando los servicios de Stephenson, Livingston y Ariza.

Los Lakers son el caso más extraño de entre todos los listados. Pongamos en la mesa lo positivo: tienen firmado a uno de los jugadores más importantes de la liga en Kobe Bryant y siguen siendo la franquicia que genera más dinero, con residencia en la ciudad más atractiva para los jugadores de la liga.

Como contraparte, Kobe regresa de la lesión más complicada de su carrera, está firmado bajo uno de los contratos más absurdos de la liga, uno de 48 millones por dos años que resta flexibilidad a su equipo, mismo que no tiene entrenador y cuyo único otro jugador de utilidad bajo contrato es un Steve Nash de 40 años y con constantes achaques y lesiones.