Con su Big Three, nadie parece retar a Cleveland

Es tan sencillo: sin dos de los miembros de su Big Three (Kevin Love y Kyrie Irving), LeBron James y su puñado de renegados empujaron a seis juegos a Golden State en las Finales NBA de la pasada campaña.


LeBron James tiene todo a su favor para reinar otra vez en la NBA
LeBron James tiene todo a su favor para reinar otra vez en la NBA (Reuters )

Ciudad de México

Lo que los pudo lacerar es que no contaran con el delantero Tristan Thompson, que no jugó en la pretemporada mientras negociaba un contrato más lucrativo; lo logró y ahora Cleveland parece favorito no solo para ganar con facilidad la división Central (a pesar de los Bulls y de la resistencia que pondrá el tercer poder Milwaukee), sino el Este y el trofeo de campeón.

Es por la clase de talento que hay alrededor de James y porque son capaces de practicar una defensiva opresiva y porque para las Finales, cualquier equipo que salga del Oeste estará diezmado por la guerra fratricida que es esa conferencia, una razón por la que los gerentes generales de la NBA dan como favoritos a los Cavs para llegar a las Finales.

Cleveland tiene en su división al esperado mayor segundo poder del Este, a los Bulls de Chicago en el primer año del coach Fred Hoiberg y de nuevo su inconveniente es el drama de si Derrick Rose podrá apoyarlos. Pero siguen siendo un equipo con gran profundidad, ya a un paso de ser el conjunto de Jimmy Butler.

Milwaukee va en serio para ser el tercer o cuarto poder de la conferencia, su roster cada vez completa más el estilo de juego que el Jason Kidd quiere, con movedores capaces de jugar al poste, delanteros atléticos capaz de iniciar el rompimiento.

Es el segundo año de Jabari Parker, su único jugador con potencial de estrella y su plantel grita segunda ronda de playoffs. Indiana será otro equipo, con toda su imagen de potencia hecha añicos tras la salida de Roy Hibbert (Lakers) y David West (San Antonio), pero les basta Paul George en su primera campaña completa desde su lesión de 2014 y sigue estando un movedor competente como George Hill. Los Pacers, sin embargo, no parecen tener la intención de gastar en la agencia libre para simplemente aparecer en postemporada. Tal parece que buscan una reconstrucción a largo plazo.

Detroit, tras perder a su delantero Greg Monroe (Milwaukee), le dará otra oportunidad a Brandon Jennings, quizá pagaron excesivamente por Reggie Jackson, y con Danny Granger y Ersan Ilyasova intentarán dar un paso más en el plan de su coach y gerente general, Stan Van Gundy, pero es un proyecto a cinco años y en este momento Detroit tiene presupuestado perder, a costa de encontrar una identidad.