Por falla eléctrica cancelan el Spurs vs T-Wolves

Previo al juego NBA entre San Antonio y Timberwolves, la falla de un generador motivó el desalojo del recinto a causa del intenso humo; el duelo se jugará en Minneapolis en día por definir

Ciudad de México

A ver cuándo vuelven. Trágico final para la afición mexicana de la NBA, que presenció la cancelación del segundo juego de campaña regular en México.

Durante los calentamientos de los equipos, una hora antes de que el juego iniciara, una enorme columna de humo pudo verse a través de la cancha. Algunos pensaban que era un efecto pirotécnico, pero momentos después, el sonido local anunció la evacuación del lugar. El personal organizador del evento comenzó a escoltar a todos al área de aparcamiento de autobuses, en la parte de atrás de la Arena Ciudad de México; por un momento, staff, miembros de la prensa, jugadores y entrenadores convivieron raramente durante varias horas.

Mientras el humo anegaba los pasillos, jugadores como Tim Duncan bromeaban y aprovechaban para tomarse fotos con diversas personas; Manú Ginóbili tenía cara de incredulidad, Tony Parker, de plano, pasó a los vestidores por sus cosas y se fue directo al autobús para no bajar.

Kevin Love, quien se había quejado de la altura de la Ciudad de México, tomó una toalla y bromeó con su compañero Corey Brewer.

La causa de todo este caos, un transformador que, con su combustión, llenó de humo toda la Arena y obligó a la movilización de elementos de seguridad y de staff de NBA. Mientras intentaban obtener un resolutivo de qué ocurriría, jugadores y entrenadores pasaban de los autobuses al pasillo. Se pudo ver al coach Gregg Popovich, de los Spurs, y a Rick Adelman, de los Wolves, compartir una sonrisa de incredulidad.

A pesar de que personal de la NBA comenzó a guardar su equipo, a las ocho y media de la noche, el comunicado oficial explicó que esperarían hasta las 22:00 horas. La esperanza de la fiesta vivió 20 minutos más para después fallecer de muerte natural. A pesar de que el humo se veía casi dispersado, el doctor de los Spurs de San Antonio se negó a que sus jugadores respiraran ese mal aire. La liga respaldó la opinión del médico y, momentos después, los árbitros de la liga, quienes eran los únicos que podrían reanudar el partido, entraron a la duela y salieron con equipo y maletas grandes. Era el momento en que el juego fue cancelado en definitiva.

ZAFARRANCHO DE SEGURIDAD LOCAL

El acontecimiento se había celebrado con relativa calma, solo el rumor de que un empleado de la empresa Zigna, administradores de la Arena Ciudad de México, había intentado golpear a un camarógrafo y quitarle la cámara.

Primero abordaron sus autobuses los Spurs, y cuando salió el primero de los elementos de seguridad, quisieron hacer lugar para la salida de otro de los transportes, y un empleado de seguridad de Zigna Life arremetió con el puño contra un camarógrafo e intentó arrebatarle la cámara; éste se negó y hubo un altercado mientras miembros de la prensa pedían a coro que retiraran al agresor.

La representante de la NBA pidió enérgicamente que el camarógrafo fuera retirado y, luego de una reyerta verbal, los manifestantes hicieron lugar para que se retiraran los autobuses.

Cerca de las 22:00 horas, un representante de Zignia Life anunció:

El evento de la NBA, programado para esta noche, ha sido cancelado debido a una falla en un generador, y no pudimos repararlo para llevar a cabo la logística de este evento", dijo un hombre que se retiró de inmediato, y hasta solo minutos después, tras los abucheos y exigencias de la prensa, una empleada reveló que era Adrián Pérez, gerente de marketing de Zignia Life.

SORPRESA AL POR MAYOR

"Llegué temprano para no perderme nada, ya estaba sentadito viendo a los Spurs calentando en duela y, de repente, todo se llenó de humo y comenzó el movimiento", mencionó un aficionado de nombre Carlos Chávez, quien  sostenía un recuerdo NBA, mientras comentaba que al ver que todo había fracasado, mejor había corrido por su recuerdo del evento.

Por toda la Avenida de las Granjas, el embotellamiento era notable hasta hora y media después de cancelado el evento.

Afuera podía verse a unos simpáticos vendedores anunciando la mercancía, que horas antes trataban de dar a 100 pesos; "lleve, de a 20 varos, el recuerdo del evento cancelado". Nadie sonreía esta noche.

HABRÁ DEVOLUCIÓN DE ENTRADAS

Adrián Pérez, gerente de marketing de Zignia Live y la Arena Ciudad de México, dijo que se buscará reembolsar el costo de los boletos, en los próximos diez días, a los fanáticos que se dieron cita para el San Antonio vs Timberwolves.