Ayón está preparado para jugar

El centro de la selección mexicana viajó a España y dijo que está listo físicamente para disputar el Mundial

Ayón se siente recuperado de la lesión
Ayón se siente recuperado de la lesión (Juan Pablo Sánchez )

Ciudad de México

Gustavo Ayón será la última pieza de la selección mexicana en llegar a España. Aunque el resto del equipo ya aterrizó ahí, El Titán se quedó en el país para resolver algunas situaciones personales, pero ayer tomó el avión al Viejo Continente para cumplir el sueño de disputar un Mundial, un certamen del que el cuadro nacional se había ausentado por 40 años.

Tras varios meses de preocupación por una lesión en el hombro, el poste del cuadro tricolor estará en el torneo más importante del planeta al cien por ciento:

“Estoy muy bien, el Centrobasket me sirvió muchísimo para agarrar sensaciones de juego, por ejemplo, el primer tiro libre no lo llegué, después en el último partido (contra Puerto Rico) no fallé ninguno, las sensaciones se están tomando, después de cinco meses es difícil volver, gracias a Dios las cosas se dieron bien y físicamente estoy preparado”.

De cara al certamen, Ayón viaja con la expectativa de realizar las cosas lo mejor posible, aunque recordó que esta nueva generación debuta en un torneo de esta magnitud, por lo que lo importante será tomar ritmo.

“Somos un equipo novato en un Mundial, lo más importante es el primer día contra Lituania y de ahí, en esos torneos vas tomando confianza conforme avanza y esperemos que como en los anteriores con Sergio (Valdeolmillos, el coach), tomemos esa confianza para sorprender”.

Sobre los rivales en el Mundial, Gustavo aceptó que los dos primeros duelos serán complicados, pero después la selección mexicana podrá competir por los lugares a la siguiente ronda con Australia, Angola y Corea.

“Lituania es el rival más difícil del grupo, Eslovenia también, después de ellos competirle a los otros equipos será más accesible; claro que se puede, iremos partido a partido y tenemos buenas sorpresas para todo el mundo”.

El Titán vivió su despegue en el basquetbol en el Fuenlabrada de la Liga Endesa, por lo que para él es más especial volver a España, de donde tiene buenos recuerdos y en donde dejó varios amigos con los que se reencontrará.

“Voy ilusionado, ese país me dio muchas cosas, me hizo aparecer en el basquetbol a nivel internacional y estoy muy agradecido con ellos, me gusta la comida, la gente, vuelvo después de tres años y estaré contento”.

El centro de la selección, quien fue el Jugador Más Valioso del Centrobasket que el equipo ganó, se ausentó del Torneo de Tres Naciones que el cuadro nacional disputó en Buenos Aires,  y donde cayó ante Argentina y Brasil; sin embargo, afirmó que este campeonato no es un parámetro porque el equipo no tuvo descanso.

“La estructura que se dio para ir a ese viaje no fue la mejor, después de jugar siete días seguidos y viajar 10 horas, llegar por la mañana, jugar por la noche, el equipo estaba cansado, pero se cumplieron los compromisos, que era el objetivo, esperemos que Sergio haya sacado lo mejor, lo bueno es el 30 de agosto”.