La pelea de WEC está en México

La carrera del Campeonato Mundial de Resistencia que se disputará en el Autódromo Hermanos Rodríguez, el domingo, marca la mitad de la temporada; Porsche espera ratificar su liderato en la LMP1 y Toyota busca acercarse

El equipo de Porsche en las prácticas de las 6 horas de México
El equipo de Porsche en las prácticas de las 6 horas de México (Tomada de Twitter @Porsche_Team)

Ciudad de México

La temporada del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) llega justo a la mitad con las 6 Horas de México que se disputarán el domingo en el Autódromo Hermanos Rodríguez. Las primeras dos carreras las ganó Toyota, pero las siguientes fueron para Porsche, que llega al país en el primer lugar de la clasificación en la categoría principal, la LMP1, con 30 puntos de ventaja respecto a la marca japonesa.

El auto que conducen el alemán Timo Bernhard y los neozelandeses Earl Bamber y Brendon Hartley se impuso en las 24 Horas de Le Mans y en la carrera más reciente, en Nurburgring, Alemania, por lo que esperan prolongar el momento en el trazado de la capital mexicana.

"Esperamos ser competitivos, ganar la carrera, pero será un gran reto, como lo es cada competencia, creo que tenemos una buena oportunidad, tuvimos una gran actuación el año pasado, fue una de las mejores de toda la temporada, venimos con mentalidad positiva, aunque atentos a la competencia, será una gran pelea, esperamos repetir", confesó Hartley.

A la caza estará el auto Toyota que manejan el británico Anthony Davidson, el suizo Sébastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima, que se impuso en Silverstone, Inglaterra y SpaFrancorchamps, Bélgica, pero se ha retrasado en la lucha por el primer puesto con Porsche.

"Si queremos pelear por el campeonato tenemos que obtener algunos puntos en México, es importante conseguirlos, porque si nos vencen aquí será más complicado", reconoció Buemi.

Sin embargo, la marca alemana tiene a su favor que en el regreso del serial a México, el año pasado, se llevó la victoria, con Bernhard, Hartley y el ya retirado Mark Webber, al volante.

"Me encantó el trazado, fue una de mis mejores carreras a nivel personal, me sentí cómodo, las paredes están muy cerca y como equipo ejecutamos de la forma correcta, fue una carrera extraña por las condiciones, pero hay una gran posibilidad que esto se repita el domingo, tal vez incluso con más lluvia, tenemos confianza, pero sabemos que hay un gran trabajo por delante", afirmó el de Oceanía.

Otro de los enamorados del trazado del Autódromo Hermanos Rodríguez es Buemi, quien ha tenido la oportunidad de correr también en Fórmula E, aunque prefiere el diseño que se hace para la carrera de resistencia.

"El trazado de Fórmula E es completamente diferente, pero para el WEC lo he corrido, también en el simulador, incluso en el de Red Bull, el de Fórmula Uno; vine el año pasado, es especial porque tienes rectas largas, luego curvas lentas, en el Sector 2 hay curvas rápidas y luego otra vez lentas, así que el tráfico y rebasar a los (de la categoría) GT no será fácil, pero estoy contento porque es un reto", explicó.

Uno de los aspectos a tomar en cuenta para la carrera del domingo será el clima, porque se pronostican fuertes lluvias para la tarde, lo que podría cambiar la situación, como ya ocurrió el año anterior, cuando el ganador se decidió en los últimos minutos.

"El clima será extraño, esperamos comportarnos bien, sacar lo mejor del auto y tener una buena estrategia, porque si las condiciones cambian será fundamental tener las llantas correctas", dijo Buemi.

FELICES CON EL PÚBLICO

Otro de los aspectos que destacaron los pilotos que pelean por el campeonato en WEC fue el público mexicano, que este año ya recibió la Fórmula E, el Campeonato Mundial de Rallies y espera por el tercer Gran Premio de Fórmula Uno en fila.

"El ambiente en 2016 fue increíble, con el estadio lleno, y esperamos que se repita este año, los aficionados nos apoyaron mucho, también recuerdo la fiesta después del triunfo, no puedo contar muchos detalles, pero había mucho entusiasmo", bromeó el neozelandés.

"Me gustan mucho porque saben mucho de automovilismo, están contentos que vengamos, y como piloto es bueno conducir en un ambiente así, vamos a otros circuitos en los que la gente no tiene pasión o no sabe demasiado, aquí es todo lo contrario", afirmó el suizo de Toyota.

La competencia del domingo jugará un papel fundamental para definir el campeonato, que es el objetivo de Porsche, que lo ganó el año pasado, pero con el otro auto, el de Marc Lieb, Neel Jani y Romain Dumas.

"Lo conseguimos hace dos años, la temporada pasada empezamos mal, pero regresamos con fuerza; esperamos mantener la buena forma, debemos terminar las carreras, es lo primordial, pero queda mucho por delante, hay cinco carreras todavía, es temprano para pensar en el final", concluyó Hartley.