El reto de comparar: Por su gran golpe

El piloto mexicano se alista para competir y ganar en el Gran Premio de la Ciudad de México

Sergio Pérez, piloto de Force India
Sergio Pérez, piloto de Force India (Mexsport)

Ciudad de México

El piloto mexicano se alista para competir y ganar en el Gran Premio de la Ciudad de México, el próximo 1 de noviembre. ¿Qué lo distancia y lo acerca a tres activos e indiscutibles ganadores de la Fórmula Uno como Lewis Hamilton, Sebastian Vettel y Fernando Alonso?

*Descarga aquí la versión impresa*

UN SEGUNDO LUGAR Y CUATRO TERCEROS

Suena muy complicado, pero no imposible que Checo pueda ya no solo subirse al podio, sino obtener un primer lugar en el Gran Premio de México. Ya en la temporada de 2012 (el 25 de marzo), quedó segundo en el Gran Premio de Malasia, demostrando los alcances que tiene con su estilo atrevido y arriesgado. El tapatío de 25 años ingresó a la Fórmula Uno en 2011, con la escudería Sauber, con la que también compitió en aquel 2012. El año siguiente lo pasó, sin pena ni gloria, en el equipo McLaren y para 2014 firmó con Sahara Force India, escudería con la que se mantuvo este 2015. En 90 carreras comenzadas, acumula cinco podios en la máxima categoría del automovilismo: tres con Sauber y dos con su actual escudería, con la cual ha extendido contrato hasta 2016. En la presente campaña ocupa el noveno lugar en la clasificación de pilotos con 54 puntos.

UN PILOTO DIFERENTE QUE EMPIEZA A MADURAR

Para muchos expertos, el jalisciense está por vivir los mejores años de su carrera. Poco a poco aquel piloto jovencito que con 20 años se situó en la F1 y quería ser protagonista a todo momento, va cediendo lugar a un piloto con rasgos de madurez.

"Sergio tiene una gran actitud y nunca se rinde; es ese espíritu de lucha lo que le sienta bien al equipo. Cuando le damos un auto competitivo sabemos que va a hacer un gran trabajo", ha dicho el propietario del Sahara Force India, Vijay Mallya. La realidad es que nadie le ha regalado nada al piloto mexicano y el reconocimiento que ha obtenido en el Gran Circo del automovilismo pasa por el juicio de los más exigentes expertos. Técnicamente es inusual y es fácil distinguirlo del resto de los pilotos activos.

UN CAMPEÓN QUE ADMIRA A SENNA Y VILLENEUVE


Tiene 30 años, mide 1.74. Nació el 7 de enero de 1985 en Hertfordshire, Inglaterra. El actual líder del campeonato mundial de pilotos y último campeón admira el estilo temerario del brasileño Ayrton Senna y del canadiense Gilles Villeneuve, ambos convertidos en mitos de este deporte tras fallecer en sendos percances en las pistas. Conduzco "en el modo como yo imagino que Senna lo haría", dijo el británico. Ha confesado también que le gustaría haber competido en la época del brasileño, cuando los "coches eran peligrosos". Para él, el desafío en la F1 hoy "es diferente y más técnico. Tengo que diseccionar cada pieza de información sobre neumáticos, agarre y economía de combustible". Con Mercedes, el inglés domina el serial.

UN CALCULADOR SUMAMENTE ESTUDIOSO


Tiene 28 años, mide 1.76. Nació el 3 de julio de 1987 en Heppenheim, Alemania. Todo un niño prodigio de este deporte.

En su momento, con tan solo 19 años y 349 días se convirtió en el piloto de F1 más joven en conseguir puntos. Hoy, en plena madurez, tiene un estilo de manejo calculador, basado en la potencia de los grandes motores que las escuderías que ha representado ponen a su servicio. Triunfador indiscutible con Red Bull, lo intenta ahora con la poderosa Ferrari. Es un piloto que se preocupa por todos los detalles técnicos, sumamente estudioso.

"Los viernes, con los ingenieros, vemos cómo mejorar el auto mientras otros se relajan en la piscina", dijo luego de un Gran Premio en Singapur, generando molestia entre muchos de sus colegas.

UN TALENTO NATURAL Y UN ESPECTÁCULO


Tiene 34 años, mide 1.71. Nació el 29 de julio de 1981 en Asturias, España. Un "talento natural" de la F1, coincidieron los críticos cuando, por ahí de 2005, tuvieron que empezar a definir a Fernando y su estilo.

Al día de hoy, su carrera ha venido a menos, tras el desastre que resultó su etapa en Ferrari, sigue recibiendo reconocimientos y muchos esperan que vuelva a irrumpir en los podios, sobre todo los jefes y afi cionados de McLaren, su actual escudería. Estos años duros le han traído críticas, como esa de expertos italianos de que no ayuda a los ingenieros a observar y corregir los errores que presentan los autos que le entregan. Como sea, es siempre un espectáculo, buscando en cada carrera ofrecer algo diferente al público.