Porsche gana 6 Horas de México

El segundo auto de la marca alemana ligó su tercer triunfo en la categoría principal del WEC y repitió el éxito del año pasado en el Autódromo Hermanos Rodríguez

Porsche gana 6 Horas de México
Porsche gana 6 Horas de México (Santiago Chaparro )

Ciudad de México

La racha no terminó en México. El auto número 2 de Porsche, conducido por el alemán Timo Bernhard y los neozelandeses Earl Bamber y Brendon Hartley extendió su liderato en la categoría principal del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC), la LMP1, al ligar su tercer triunfo de la temporada, en el Autódromo Hermanos Rodríguez. 

El auto de la marca alemana se impuso por 7:141 segundos al auto 1, también de Porsche, para sumar a México a las conquistas previas en Le Mans y Nürburgring. Por si fuera poco, para Hartley y Bernhard es el segundo triunfo en fila en territorio nacional, después de imponerse el año anterior, aunque junto al ya retirado neozelandés, Mark Webber. 

“Fue una increíble carrera, desde la primera práctica el auto se sintió bien, con el buen trabajo de todos nos hacen la vida muy fácil,  fue una pena que Toyota no pudo estar a nuestro ritmo, pero estamos contentos de extender la ventaja en el campeonato”, dijo Hartley. 

Los campeones defensores de la categoría, el suizo Neel Jani, el alemán André Lotterer y el británico Nick Tandy no pudieron con sus compañeros de garaje, aunque quedaron por delante del Toyota número 8 del suizo Sébastien Buemi, del británico Anthony Davidson y del japonés Kazuki Nakajima, que se ubicó tercero, a una vuelta. 

Sin embargo, Hartley y Bernhard no fueron los únicos en repetir. El brasileño Bruno Senna, que el año pasado se impuso en la categoría LMP2 volvió a lo más alto del podio en esa división, esta vez con el equipo Vaillante Rebelion, junto a los franceses Julien Canal y Nicolas Prost. 

“Teníamos el auto más rápido de la carrera, solo hubo un momento de duda cerca del final, pero todos hicieron un gran trabajo, los ingenieros, los mecánicos y mis compañeros, me voy de México muy contento y agradecido”, afirmó el sudamericano. 

Por detrás de ellos se ubicó el auto de Signatech Alpine, del francés Nicolas Lapierre, el estadunidense Gustavo Menezes y el brasileño André Negrao, y en el tercer lugar de la categoría, el Manor de los británicos Matt Rao y Benjamin Hanley, y el francés Jean-Éric Vergne. 

Por su parte, el único representante mexicano, Roberto González, en el otro auto de Manor, junto al ruso Vitaly Petrov y el suizo Simon Trummer, se ubicó en el octavo puesto, en una carrera en la que nunca pudieron encontrar el ritmo. 

Pero durante las 6 Horas de México, el auto 2 de Porsche no tuvo rival. Hartley no sufrió en la arrancada y se despegó del otro auto de la escudería, con más un segundo y medio de ventaja, antes de entregarle el volante a Bamber, para el segundo tercio del evento. 

En la LMP2, Senna rebasó temprano a Lapierre, y tampoco volvió a soltar el liderato hasta ver la bandera a cuadros unas seis horas más tarde. El mexicano González corrió en el segundo stint.

La lluvia amenazó durante toda la tarde, pero nunca llegó, lo que provocó que las distancias se mantuvieran, lo que sí cayó sobre la pista fue una pelota de beisbol, que provocó una bandera amarilla para retirarla, cerca del final del evento. 

El encargado de cerrar para Porsche fue Bernhard, que consiguió la ventaja de siete segundos sobre sus más cercanos perseguidores y de una vuelta sobre los Toyota. 

“Fue un gran día,  Brendon marcó el ritmo, pero queda mucho para el campeonato y sabemos que Toyota peleará, pero hay que disfrutar”, concluyó el alemán.