Ricardo, con la pole

El piloto nacional saldrá en la primera posición de las 6 Horas de México en la categoría LMP2, en el Campeonato Mundial de Resistencia


El vehículo del mexicano durante las calificaciones del WEC.
El vehículo del mexicano durante las calificaciones del WEC. (Imago7)

Ciudad de México

Ricardo González y compañía estarán donde soñaban. El piloto mexicano, junto a sus compañeros en el equipo RGR Sport, saldrá en la primera posición en las 6 Horas de la Ciudad de México, después de conseguir el tiempo más rápido en la calificación en la categoría de LMP2, al tener un tiempo de 1:35.485 minutos.

El auto de casa, con los colores rojo y verde, aprovechó la localía para dejar en claro que el Autódromo Hermanos Rodríguez se adapta bien a sus características, después de tener el mejor tiempo también en la segunda práctica.

“No le hemos movido mucho al auto, esperábamos que la pista llegara a nosotros, fue una gran decisión, para no perdernos en la puesta a punto, probamos varios compuestos para ver cuál era el que no gustaba, pero en lo mecánico no lo modificamos”, contó el regiomontano.

Tanto el portugués Ricardo Albuquerque como el brasileño Bruno Senna, y el mexicano González celebraron en la pista, después que su más cercano perseguidor, el equipo de Signatech Alpine viera frustrados sus intentos de superarlos, cuando el francés Nicolas Lapierre tuvo un fuerte contacto en los minutos finales de la calificación, para provocar la bandera roja.

Sin embargo, tras la reanudación no hubo mayores sorpresas, y el local iniciará las 6 Horas de México por delante de sus rivales.

“Obviamente estoy muy emocionado, es como ganar la pole en Le Mans, después de muchos meses de tensión, tener este resultado me da mucha alegría, vamos a empezar a disfrutar”, señaló Ricardo, quien no solo funge como piloto, sino como director del equipo y ha sido el principal promotor de la carrera.

No obstante, la primera posición no implica una ventaja importante, porque la carrera será larga, y la constancia será clave.

“Es una pista muy complicada, habrá que usar la cabeza, mantener los nervios tranquilos, porque son seis horas y muchas cosas pueden suceder, ya vimos que tenemos el ritmo, hay que tener cuidado mañana”, agregó.

En la categoría principal, la LMP1, el puesto de honor fue para el Audi de Löic Duval, Lucas di Grassi y Oliver Jarvis, que registraron un mejor tiempo de 1:25.069, para superar el Porsche de Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb (1:25.111) y el otro Audi, de Marcel Fässler, André Lotterer y  

Benoit Tréluyer (1:25.350).

“Me gusta mucho este circuito, para nosotros la pole era muy importante, porque es un punto en el campeonato, y puede decidirse por ello, por eso hicimos el trabajo, pero en la carrera puede cambiar todo”, señaló Di Grassi.