La magia de México

El festejo del podio volvió a ser protagonista en el Autódromo Hermanos Rodríguez, pues el ganador Lucas Di Grassi vivió la experiencia de estrella de rock ante cerca de 30 mil aficionados

Lucas Di Grassi saludando a la afición mexicana que acudió al ePrix de la Ciudad de México
Lucas Di Grassi saludando a la afición mexicana que acudió al ePrix de la Ciudad de México (Santiago Chaparro)

Ciudad de México

Las tribunas del Foro Solo siguen impactando a los ganadores en la pista, la tarde del sábado, fueron los integrantes del podio del E Prix Inaugural en la ciudad de México, Lucas Di Grassi, Jerome D'Ambrosio y Sebastian Buemi los que hablaron de la conexión con el público.

En un acto, conducido por el Grand Marshall, Adrián Fernández, fue similar al del Gran Premio de Fórmula Uno, celebrado en noviembre pasado, todos los aficionados de la tribuna del estadio de béisbol pudieron bajar para acercarse al escenario de la premiación, con una pasarela de alrededor de 20 metros donde los protagonistas pudieron desfilar y bañar de champaña a los ganadores.

El brasileño Di Grassi, quien le dio el triunfo al equipo ABT Schaeffler Audi Sport salió emocionado tras tomarse decenas de selfies y firmar autógrafos en camino a la conferencia de prensa posterior a la carrera.

"Es increíble, y solo es la primera vez, será cada vez mejor en el futuro por la pasión que los aficionados mexicanos tienen por el deporte motor", expresó Di Grassi, quien además de la buena carrera, tuvo el impulso del sistema 'fanboost' donde los seguidores brasileños pudieron votar por él via redes sociales.

Para el segundo lugar Jerome D'Ambrosio, estar en el escenario, tipo concierto fue una de las mejores experiencias de su carrera. "desde que llegamos el jueves y vimos la pista dije: '¿ese es el estadio?, tengo que estar en el podio este fin de semana', porque es impresionante".

El volante belga agregó que estando arriba se sentía como Mick Jagger, quien por cierto, estará presentándose con los Rolling Stones el lunes en el mismo lugar.

Las miles de personas que pudieron acercarse al podio cantaban "ole" a Lucas, ante la cara larga de Sebastian Buemi, quien terminó tercero con el equipo Renault eDams.

"Lo cierto es que no fuimos tan buenos como debíamos, es un circuito muy raro, se vuelve impredecible, el asfalto estaba muy y la altitud afecta", dijo el suizo, sin embargo D'Ambrosio respondió.

"Si tiene algunos detalles pero esta vez me ayudaron, no me puedo quejar", dijo el segundo lugar, mientras que Di Grassi, también lo vio con ojos positivos, "tuvimos que hacer una puesta a punto pensando en la parte del circuito y la zona callejera (atrás de la tribuna) así que más bien se trataba de tener un balance entre los dos".

El sudamericano también destacó el desempeño de los neumáticos Michelin, proveedor de todos los equipos, en ambas superficies.