Memo Rojas, con el WEC en la mira

El piloto mexicano, que consiguió el título de la European Le Mans Series hace unas semanas, sueña con otro campeonato mundial

Memo Rojas, piloto mexicano
Memo Rojas, piloto mexicano (Juan Pablo Sánchez )

Ciudad de México

El piloto mexicano Guillermo Rojas acaba de conseguir el campeonato de la European Le Mans Series, para sumarlo a una exitosa trayectoria en los autos prototipo en Estados Unidos.

Lo hizo además en un momento especial, cuando la Escudería Telmex, que lo ha apoyado a lo largo de su carrera, cumple 15 años.

"Estamos celebrando el campeonato a 15 años de los inicios de Escudería Telmex, soy el único de esa primera generación que queda activo; en la carrera de piloto hay pocas oportunidades, así que o la aprovechas o se va", señaló el conductor en conferencia de prensa.

El campeonato que consiguió junto al francés Leo Roussel, en la categoría LMP2 con el equipo G-Drive, llegó en un momento complicado para Memo, ya que en las últimas dos temporadas no había luchado por victorias.

"En 2016 di el salto a Europa para buscar las 24 Horas de Le Mans, tuve una última oportunidad esta temporada y en un año donde dimos todo desde los entrenamientos, donde fuimos segundos en la primera carrera, no bajamos del podio y logramos el campeonato", recordó.

El conductor nacional, que tiene tres triunfos en las 24 Horas de Daytona en Estados Unidos, señaló que su objetivo es ganar las de Le Mans y sumarse al Campeonato Mundial de Resistencia, para tener todos los títulos en autos prototipo.

"Con todos los logros de mi carrera, si ganara las 24 Horas de Le Mans y el WEC, sería como si en futbol ganaras Mundial, Olímpicos, Champions, Liga y Copa, quiero conseguir todo en prototipos, sería el único mexicano en hacerlo y es mi gran objetivo; no depende solo de mí, pero me gustaría estar en el WEC para 2018".

Respecto a la sensación de celebrar un campeonato después de cinco años y hacerlo en el Viejo Continente, Rojas destacó la presión que vivió en el cierre de la temporada.

"Cuando estás a punto de ganar el campeonato, la última carrera es la más estresante, llegamos a Portugal con una ventaja cómoda, aunque no definitiva, no fue el mejor fin de semana, quedamos cuartos, pero nos dieron los puntos suficientes para asegurar el título, regresar a lo más alto fue una alegría muy grande", concluyó.