Un dominio diferente

El director de Ferrari, Maurizio Arrivabene, aseguró que la hegemonía de Mercedes en estos años no se compara con la de la Scuderia con Schumi

Maurizio Arrivabene, director de Ferrari
Maurizio Arrivabene, director de Ferrari (Mexsport)

Ciudad de México

En lo que va de la temporada de Fórmula Uno Ferrari se ha tenido que conformar con una victoria, la de Sebastian Vettel, en Malasia, con un par de segundos lugares, uno del alemán y otro del finlandés Kimi Räikkönen, y cuatro terceros puestos, incluido el más reciente en Silverstone el domingo pasado, con el cuatro veces monarca con Red Bull.

El resto ha sido un dominio total de Mercedes, y de visita en la Ciudad de México para la Semana Mundial del Automovilismo, el director de la Scuderia, Maurizio Arrivabene, reconoció que su equipo está lejos de los monoplazas alemanes, sobre todo en las últimas tres fechas.

"Sabemos que desde Canadá Mercedes ha mejorado el motor, también Williams, así que no es que estemos retrocediendo, sino que ellos van más adelante, porque antes estábamos ahí, pero intentaremos hacerlo mejor en la segunda parte del campeonato para recuperar la diferencia, aunque ellos han hecho un muy buen trabajo, y están lejos de nosotros. Tratamos de estar tan cerca como sea posible para asegurarnos que a la primera ocasión estemos ahí, listos para hacer lo que nuestros aficionados quieren".

Sin embargo, el directivo matizó el dominio de Mercedes, ya que en la última temporada Lewis Hamilton se coronó hasta la última fecha, mientras que en los años de supremacía de Ferrari, el alemán Michael Schumacher conseguía los títulos con gran anticipación.

Arrivabene recordó que el germano se coronó en la fecha 11 (de 17) en la temporada 2002, mientras que en la campaña de 2001 lo había hecho en el Gran Premio 13 (de 17), lo que volvía monótona la categoría.

"Es aburrido cuando un equipo no tiene competencia, si piensas que en el pasado Ferrari ganaba el campeonato con Michael Schumacher en julio, en Magny-Cours (Francia), y una vez en Hungría en agosto; lo es cuando solo tienes un equipo, pero cuando hay otros que hacen su trabajo es menos aburrido, sobre todo si Ferrari está ganando", bromeó.

El máximo responsable de la escuadra que marcha en el segundo lugar del campeonato de constructores afirmó que junto a su equipo de trabajo tomó el desarrollo del automóvil que dejó la directiva anterior de cara al 2015, pero a partir del 2016 se notarán sus progresos.

"Dije desde el inicio que estábamos tratando de corregir el carro y asegurarnos que funcionara bien, pero no es nuevo, es el que encontramos en diciembre, hicimos algunos cambios, sobre todo en el motor y sirvió, pero no somos magos para cambiar todo, estamos trabajando en el del próximo año y tengo confianza porque será nuestro".

Acerca del desempeño de los pilotos rojos, señaló: "Sebastian ha demostrado que crece en cada carrera y es muy fuerte; mientras que Kimi sabe el trabajo que tiene que hacer y solo necesitamos confiar en él".