El nuevo reto de Esteban Gutiérrez en el ePrix

El piloto regiomontano debuta hoy en la Fórmula E en el Autódromo Hermanos Rodríguez, donde conocerá el monoplaza en la pista, en busca de completar una pronta transición.

Esteban Gutiérrez
Esteban Gutiérrez (Imago7)

Ciudad de México

A 126 días de haberse bajado del automóvil Haas en el Gran Premio de Abu Dabi de Fórmula Uno, el piloto mexicano Esteban Gutiérrez volverá a subirse a un monoplaza para una carrera, esta vez en el Autódromo Hermanos Rodríguez, en el ePrix de la Ciudad de México.

TE RECOMENDAMOS: Lo que debes saber sobre la Fórmula E.

El regiomontano, quien confirmó que tuvo ofertas para seguir en la máxima categoría como piloto de pruebas, decidió dejar atrás el año en blanco en la escudería estadunidense y aceptó tomar el volante de Techeetah en la Fórmula E.

El conductor mexicano será el octavo en la parrilla de la categoría eléctrica con experiencia en el Gran Circo, junto al actual líder del serial, el suizo Sébastien Buemi, los brasileños Lucas di Grassi y Nelson Piquet Jr., el belga Jérome D'Ambrosio, los franceses Stéphane Sarrazin y Jean-Éric Vergne, y el alemán Nick Heidfeld.

Pero completar la transición entre las categorías no será sencillo para Esteban, sobre todo porque no ha probado el auto en competencia, y deberá hacerlo cuando el serial vive su cuarta fecha en la tercera temporada.

"Es un muy buen piloto, todos le damos la bienvenida, pero va a ser complicado para él, porque Fórmula E no es más fácil o difícil que Fórmula Uno, es diferente; la competencia es igual de fuerte, pero él tiene un auto muy bueno, por eso creo que va estar bien, aunque se debe adaptar a las cuestiones nuevas como la energía, la calificación, el formato del campeonato y lo demás", afirmó el brasileño Di Grassi, quien compitió en 2010 en la máxima categoría con Virgin.

El mexicano tendrá como coequipero a Jean-Éric Vergne, quien militó tres temporadas con Toro Rosso en la Fórmula Uno, y vive su tercera campaña en la categoría eléctrica, la primera con la escudería debutante de Techeetah.

"Es una de las razones por las que vine al equipo, porque Jean-Éric ha seguido el mismo proceso al llegar desde Fórmula Uno, ha sido rápido en Fórmula E y es una buena referencia, también considero que Techeetah tiene un buen carro, debo disfrutar la experiencia", aseguró Esteban.

Por su parte, el francés, quien el año pasado ocupó el puesto 16 en México, cuando militaba con el equipo Virgin Racing, suma cinco podios en la categoría, incluido el segundo lugar en la fecha más reciente, en Argentina hace un mes.

"Es bueno para el equipo y para él empezar en México, la escudería hará todo lo posible para que consiga un resultado positivo, es un gran piloto, así que tener una actuación destacada frente a su gente sería agradable para todos", explicó.

El galo dijo que está para servir como guía a Gutiérrez en el camino que emprende:

"Cualquier pregunta que me haga estoy para responder, para ayudarlo, queremos ser buenos coequiperos y hacer todo por el equipo, conseguir el título de constructores y en lo que pueda darle una mano, lo haré".

FRENOS Y ENERGÍA

Después de probar en el simulador, hablar con el resto de la parrilla y tener una pequeña prueba en avenida Reforma el domingo, el piloto mexicano es consciente de los principales problemas que enfrentará esta tarde en el Hermanos Rodríguez.

"El mayor reto será la frenada, ya que es impredecible, según entiendo, y conservar la energía durante la carrera, hay mucha estrategia, y las cosas van a ser nuevas para mí, espero adaptarme rápido", aseguró.

Di Grassi, quien ha tenido éxito en las tres temporadas de Fórmula E, con dos segundos lugares en el campeonato de pilotos y un tercero, también apuntó algunas cuestiones a las que se enfrentará el mexicano ya en la pista.

"El mayor problema es la adaptación a la energía, en la carrera debe ir lo más rápido posible, pero al mismo tiempo balancear el uso de la batería, para conseguir terminarla, eso va a ser lo más difícil para Esteban", anticipó.

El espejo para el regiomontano podría ser Vergne, quien después de correr el Gran Premio de Abu Dabi del 23 de noviembre de 2014 en F1 con Toro Rosso, arrancó primero en el ePrix de Uruguay el 13 de diciembre de ese mismo año.

"En mi primera carrera en la que salté de Fórmula Uno a Fórmula E gané la pole position, así que me fue bien", concluyó el nuevo compañero de Esteban.