Esteban Gutiérrez terminó décimo en el ePrix

El piloto mexicano tuvo un agradable debut en Fórmula E, al quedarse con un punto, después de tener varios problemas en la carrera

Esteban Gutiérrez terminó décimo en su debut de ePrix
Esteban Gutiérrez terminó décimo en su debut de ePrix (Santiago Chaparro)

Ciudad de México

Esteban Gutiérrez tuvo uno de los días más intensos en su carrera como piloto. Comenzó con la primera práctica en el Autódromo Hermanos Rodríguez previa al ePrix de la Ciudad de México, en la que por fin probó el auto Techeetah en pista, y con otros monoplazas, aunque terminó penúltimo.

Un poco más tarde, llegó la segunda práctica en Fórmula E, mejoró, y acumulaba kilómetros en el auto eléctrico. En la calificación, se ubicó en el lugar 13, aceptable, para debutar, pero varios castigos en la parrilla provocaron que partiera noveno.

No tuvo suerte, y apenas al inicio se vio en medio de un contacto entre varios autos, y fue perdiendo posiciones, hasta quedar en el lugar 16, pero fue paciente, y el cambio de monoplaza lo benefició.

Los problemas adelante, le permitieron escalar más lugares, y al final en su primera carrera en el serial se llevó un punto, gracias al décimo lugar en la clasificación. Fueron siete horas intensas, en las que realizó un curso exprés para dominar el carro.

“Muy contento, sin probar el coche, sin conocer la categoría, el ambiente, ya con la temporada empezada, fue realmente un día muy interesante, porque todo pasa muy rápido, y todavía no me siento al 100 por ciento cómodo con el coche, me faltan más vueltas, pero ha sido un gran resultado, y estamos en un buen inicio”.

El regiomontano, que debutó en México, reconoció que el público, que lo recibía con gritos y aplausos cada vez que entraba al Foro Sol, fue un factor clave, para que se llevara una unidad, en una carrera en la que no se veía con muchas posibilidades.

“Es buenísimo empezar aquí, y le quiero agradecer a la gente, porque sentía sus energías, los escuchaba desde dentro del coche, durante la carrera y eso empuja, te da la motivación”, aseguró.

Esteban, que compitió la temporada pasada  en Fórmula Uno en Haas, un equipo debutante, vivió lo mismo en la categoría eléctrica, aunque Techeetah aspira a los triunfos, y en las últimas dos carreras ha colocado al francés Jean-Éric Vergne en el segundo lugar.

“Definitivamente tengo un gran equipo, y desde el punto de partida estamos en una buena posición para competir”.

Esteban se ha comprometido con el equipo para el resto del campeonato, y aceptó que con más trabajo y más tiempo de conocer el automóvil, los resultados mejorarán.

“Son ocho carreras que son una oportunidad de tener actividad, sentirme cada vez más cómodo con el coche, disfrutar cada vez más la categoría, como vimos son carreras competidas, y eso lo hace muy interesante, atractivo para los pilotos”.