Pietro Fittipaldi gana en México

El nieto del mítico campeón de F1 Emerson, se impuso en la primera carrera de la World Series Fórmula V8 3.5 en el Hermanos Rodríguez 

Pietro Fittipaldi ganó en el Autódromo Hermanos Rodríguez
Pietro Fittipaldi ganó en el Autódromo Hermanos Rodríguez (Santiago Chaparro)

Ciudad de México

En un Autódromo tan tradicional como el Hermanos Rodríguez, la primera carrera de este fin de semana la ganó un piloto de apellido ilustre, Pietro Fittipaldi.

El brasileño, nieto de Emerson, campeón de Fórmula Uno en dos ocasiones, se impuso en la primera carrera de la World Series Fórmula V8 3.5, al dominar en México de principio a fin.

El joven de 21 años, que consiguió la pole por la mañana, no tuvo problemas para imponerse, por delante del ruso Matevos Isaakyan, a quien le robó el liderato del campeonato, y del español Álex Palou, tercero.

El local Alfonso Celis terminó en la quinta posición, después de sufrir un toque al inicio de la prueba, y su compatriota Diego Menchaca fue octavo.

Fittipaldi arrancó bien y no permitió ninguna sorpresa; sin embargo, detrás suyo varios autos quedaron cerca, lo que provocó un toque para Celis, quien del cuarto puesto se retrasó al sexto, tras dañar el ala delantera.

El ruso Egor Orudzhev, que partió sexto, se lanzó por fuera para buscar rebasar, pero se pasó y provocó la salida del auto de seguridad.

En la reanudación, Isaakyan aprovechó para superar a su compatriota Konstantin Tereschenko y ubicarse tercero, por detrás de Pietro y Palou.

Celis intentó una y otra vez quitarle la quinta posición al austriaco René Binder, pero no lo logró hasta la décima vuelta.

Menchaca vivió una difícil primera jornada. Tras salir séptimo, cayó al noveno y sufrió con el israelí Roy Nissany e incluso se salió de pista.

Ante el ritmo de Fittipaldi, imposible de seguir para sus rivales, los rebases los protagonizó Isaakyan, quien le quitó el segundo lugar a Palou.

En la última vuelta, ya en el Foro Sol, Menchaca llevó al límite a Nissany y por fin lo pudo superar.

Tras 27 vueltas, Pietro fue el primero en ver la bandera a cuadros y se convirtió en el primer ganador del fin de semana en el Autódromo Hermanos Rodríguez, en uno de los seriales semilleros de Fórmula Uno.