Susie Wolff, regreso de una mujer a pistas de F1

La escocesa de la escudería Williams corrió en el trazado de Silverstone la P1 previo al GP de Gran Bretaña; desde 1992, una mujer no corría en una práctica oficial de F1

Silverstone, Inglaterra

Susie Wolff dio cuatro vueltas al circuito de Silverstone, en la prácticas uno de los libres del Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula Uno, antes de que el motor Mercedes de su Williams fallara.

Fue la primera vez después de 22 años, y las tres tentativas de clasificación fallida de la italiana Giovanna Amati en 1992 en un Brabham, que una mujer maneja en una sesión oficial de ensayos en un fin de semana de Gran Premio, aunque el suceso fue corto por los problemas mecánicos que tuvo la escocesa.

DOS AÑOS contabiliza Wolff como piloto de pruebas en Williams (2012)

 

Un día antes de la tanda en el trazado británico, el nombre de Susie inundó las redes sociales por una desafortunada broma del piloto mexicano Sergio Pérez (Force India); "imagínate el cuerpo que se te queda si te gana una chica... Mejor que se vaya a la cocina", respondió 'Checo' sobre si le gustaría tener por compañera a una mujer.

Susie Wolff, de 30 años, nació con el apellido Stoddart de su padre Paul, quien fue Director Principal de la escudería Minardi de F1. Eso la llevó enseguida a los boxes.

Tiempo después, Susie se casó con el austriaco Toto Wolff quien, a su vez, es el actual patrón de Mercedes Motorsport de la escudería Mercedes AMG de F1.

Susie, quien se hizo famosa en Alemania en el prestigioso DTM, es una de las principales conductoras de prueba y de reserva de Williams F1, junto al brasileño Felipe Nasr.

Sin embargo, Wolff no es la única mujer dentro del boxes de la Fórmula Uno, pues también acompaña el circuito la suiza Simona de Silvestro (Sauber), de 25 años, ex piloto de Indycar en Estados Unidos.

También estaba la española María de Villota, quien murió el año pasado a sus 33 años, tres meses después de un grave accidente en una sesión de ensayos, en una recta al volante de un Marussia.

Otras dos mujeres también corrieron en F1 en el pasado: las italianas María Teresa de Filippis, quien disputó tres Grandes Premios en 1958 (décima en el GP de Bélgica como mejor marca), y Lella Lombardi, quien disputó 12 en 1975 (sexta en el GP de España) y 1976.

Otras tres lo intentaron sin tener éxito en la clasificación: la inglesa Divina Galica, en 1976 y 1978; la sudafricana Désiré Wilson, en 1980, y la ya mencionada Giovanna Amati.