Viven la experiencia de los boxes

Como parte de los festejos por el regreso de la Fórmula Uno, se llevó a cabo el Rexona Pit Experience, a los pies del Monumento a los Niños Héroes en Chapultepec

Se llevó a cabo el Rexona Pit Experience
Se llevó a cabo el Rexona Pit Experience (Jesús Serrano)

Ciudad de México

Jamás cambiar una llanta fue tan emocionante para alguno de los aprendices de mecánico de la máxima categoría que se dieron cita en el Rexona Pit Experience. En equipos de cuatro, con casco y rápidas instrucciones de los expertos de Williams Racing, los participantes en esta actividad debían poner una neumático en el monoplaza, claro que no importaba si fueran blandas o duras, pero era una competencia entre los otros tres equipos, con boletos para el Gran Premio de México en juego, lo que convertía todo en un duelo que muchos querían ganar.

Desde las 10 de la mañana y hasta las 14 de la tarde, los mecánicos del equipo Williams Rexona se dieron cita en la explanada del Altar a la Patria para compartir con los paseantes la eufória por el automovilismo del Gran Circo. Niños, adolescentes, adultos, personas de la tercera edad aguardaban su turno para ponerle las ruedas al automóvil en una atmósfera de camaradería que los obligaba a bailar con alegría cuando ganaban, luego de chocar las manos de sus compañeros de faena.

Pero el festejo, a ritmo de música, no solo fue para los que se decidieron a ponerse en la indumentaria adecuada para experimentar la adrenalina que se vive cada Grand Prix en la F1, sino para todos los traúnsentes, que alegremente dejaban que sus niños pequeños se tomaran selfies con los mecánicos. "¿A quién le dedica el triunfo?", preguntaba el animador a una señora de unos 50 años que logró cambiar la llanta y ganar el reto impuesto. "A mí hijo", dijo con orgullo la mecánica amateur mientras la gente aplaudía desde las gradas.

El Gran Premio de México se correrá el primero de noviembre en el Autódromo Hermanos Rodríguez.