Soberbia en McLaren

Sergio Pérez apuntó en entrevista con La Afición que a McLaren le faltó humildad para reconocer los errores y que dentro del equipo hay personas que no son suficientemente buenas

Sergio Pérez apuntó en entrevista que a McLaren le faltó humildad

Toluca, Estado de México

El teléfono de Sergio Pérezno deja de sonar, como pocas veces lo hace en un acto publicitario el piloto mexicanointerrumpe las entrevistas para contestar las llamadas. En cuestión de horas sufuturo en McLaren se ha puesto en entredicho y su rostro cambió drásticamente,de reflejar una tranquilidad a denotar un tono de angustia porque conforme avanzanlas semanas los lugares en los equipos del Gran Circo se van acabando.

Checo es consciente que apartir de ahora debe romper un poco el esquema ofi cial de McLaren, uno de losequipos que mejor trabaja en la parte de relaciones públicas para minimizar losdaños en estas circunstancias donde el nombre de Pérez, al menos según laprensa inglesa, parece ser el culpable de la crisis en el equipo británico, ypor ello ya colocan al danés Kevin Magnussen como su sustituto. Ante ello esclaro y admite estar desencantado no solo por él, sino también por las herramientasofrecidas por la casa de Woking.

“Sí, la realidad es queestoy decepcionado. Cuando tus objetivos son mucho más altos que los resultadoscreo que tenemos mucho porqué estar decepcionadas ambas partes”, indicó eloriginario de Jalisco en una entrevista de corta duración con La Afición.

Pérez admitió que legustaría continuar con McLaren a lado de Jenson Button pero también sabe que enla máxima categoría del automovilismo las situaciones cambian tan rápido comoen el mercado de valores, por ello también piensa en qué desea en caso de nopoder cumplir su deseo: “Tengo que ver e intentar conseguir la mejor opciónposible en dado caso que no siga ahí y ver lo mejor para mi futuro”.

Mientras Sergio reconoce suparte de responsabilidad por los resultados que podrían llevar a la casainglesa a su peor temporada desde 1980, misma en la que fueron novenos del campeonato de constructores sin ningún podio, tambiénseñaló las fallas de su aún equipo, aspectos a modifi car en caso de mantenersecon ellos para el 2014.

“Creo que se deben cambiar muchascosas. McLaren es un gran equipo y de eso no tengo duda porque tienen gente muycapaz, pero creo que debe haber más organización. Muchas veces más humildad enafrontar la realidad; creo que ellos siendo tan grande le ha costado mucho verla realidad de donde estamos metidos esta temporada y que no teníamos un cochepara ganar carreras. Con nuestra realidad que tenemos es entrar en los puntos yese es un buen fi n de semana, esa es la situación que vivimos y que al equipole ha costado”.

¿FALTA DE LIDERAZGO?

Desde que Ron Dennis dejóla dirección del equipo McLaren en el 2009 para concentrarse en la división deautos deportivos, el equipo ha pasado por momentos difíciles. Si bien en lasanteriores cinco campañas finalizaron dentro de los tres mejores de la tabla deconstructores, ya a cargo de Martin Whitmarsh, lo cierto es que lasposibilidades de enfrentar al alemán Sebastian Vettel y Red Bull han sidomínimas.

Para Checo, el problema no radicaen Whitmarsh, sino en otra parte de la estructura de la escuadra: “Creo queMartin es un gran líder y no tengo nada que decir en contra de él, es una gran personay creo que lleva el equipo de buena forma, pero al final de cuentas la escuadrano depende de solo una cabeza, hay muchas personas que probablemente no hansido lo suficientemente buenas y este año se ha demostrado eso”.

Por ahora, el tapatío deseatomar con calma todos los rumores, pero en su rostro se refleja una preocupación,aunque las notas especulativas de la prensa inglesa no son algo nuevo para él,ya que desde su llegada a la Fórmula Uno ha pasado por diversos episodios deeste tipo.

“Ante los ataques tengomucho apoyo de parte de mi país y eso me motiva para seguir adelante”, finalizó.





El teléfono de Sergio Pérezno deja de sonar, como pocas veces lo hace en un acto publicitario el piloto mexicanointerrumpe las entrevistas para contestar las llamadas. En cuestión de horas sufuturo en McLaren se ha puesto en entredicho y su rostro cambió drásticamente,de reflejar una tranquilidad a denotar un tono de angustia porque conforme avanzanlas semanas los lugares en los equipos del Gran Circo se van acabando.

 

Checo es consciente que apartir de ahora debe romper un poco el esquema ofi cial de McLaren, uno de losequipos que mejor trabaja en la parte de relaciones públicas para minimizar losdaños en estas circunstancias donde el nombre de Pérez, al menos según laprensa inglesa, parece ser el culpable de la crisis en el equipo británico, ypor ello ya colocan al danés Kevin Magnussen como su sustituto. Ante ello esclaro y admite estar desencantado no solo por él, sino también por las herramientasofrecidas por la casa de Woking.

 

“Sí, la realidad es queestoy decepcionado. Cuando tus objetivos son mucho más altos que los resultadoscreo que tenemos mucho porqué estar decepcionadas ambas partes”, indicó eloriginario de Jalisco en una entrevista de corta duración con La Afición.

 

Pérez admitió que legustaría continuar con McLaren a lado de Jenson Button pero también sabe que enla máxima categoría del automovilismo las situaciones cambian tan rápido comoen el mercado de valores, por ello también piensa en qué desea en caso de nopoder cumplir su deseo: “Tengo que ver e intentar conseguir la mejor opciónposible en dado caso que no siga ahí y ver lo mejor para mi futuro”.

 

Mientras Sergio reconoce suparte de responsabilidad por los resultados que podrían llevar a la casainglesa a su peor temporada desde 1980, misma en la que fueron novenos del campeonato de constructores sin ningún podio, tambiénseñaló las fallas de su aún equipo, aspectos a modifi car en caso de mantenersecon ellos para el 2014.

 

“Creo que se deben cambiar muchascosas. McLaren es un gran equipo y de eso no tengo duda porque tienen gente muycapaz, pero creo que debe haber más organización. Muchas veces más humildad enafrontar la realidad; creo que ellos siendo tan grande le ha costado mucho verla realidad de donde estamos metidos esta temporada y que no teníamos un cochepara ganar carreras. Con nuestra realidad que tenemos es entrar en los puntos yese es un buen fi n de semana, esa es la situación que vivimos y que al equipole ha costado”.

 

¿FALTA DE LIDERAZGO?

 

Desde que Ron Dennis dejóla dirección del equipo McLaren en el 2009 para concentrarse en la división deautos deportivos, el equipo ha pasado por momentos difíciles. Si bien en lasanteriores cinco campañas finalizaron dentro de los tres mejores de la tabla deconstructores, ya a cargo de Martin Whitmarsh, lo cierto es que lasposibilidades de enfrentar al alemán Sebastian Vettel y Red Bull han sidomínimas.

 

Para Checo, el problema no radicaen Whitmarsh, sino en otra parte de la estructura de la escuadra: “Creo queMartin es un gran líder y no tengo nada que decir en contra de él, es una gran personay creo que lleva el equipo de buena forma, pero al final de cuentas la escuadrano depende de solo una cabeza, hay muchas personas que probablemente no hansido lo suficientemente buenas y este año se ha demostrado eso”.

 

Por ahora, el tapatío deseatomar con calma todos los rumores, pero en su rostro se refleja una preocupación,aunque las notas especulativas de la prensa inglesa no son algo nuevo para él,ya que desde su llegada a la Fórmula Uno ha pasado por diversos episodios deeste tipo.

 

“Ante los ataques tengomucho apoyo de parte de mi país y eso me motiva para seguir adelante”, finalizó.