GP de México, el marco ideal para 'Checo' Pérez

Sergio Pérez consiguió cuatro puntos en el Gran Premio de México para firmar su mejor temporada en Fórmula Uno en un día especial 
Sergio 'Checo' Pérez
Sergio 'Checo' Pérez (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

El público en el Autódromo Hermanos Rodríguez se le entregó a Sergio Pérez y el piloto mexicano de Force India respondió con el octavo lugar más especial de su carrera, no solo porque lo consiguió en casa, sino porque significa llegar a los 68 puntos en la temporada, para supera los 66 que consiguió con Sauber en 2012. 

La campaña del 2015 ya es la mejor en la carrera de Checo en la máxima categoría y todavía quedan dos carreras, Brasil y Emiratos Árabes Unidos, pero el tapatío debía regalarle algo a la afición. 

“Para cerrar mi mejor temporada en Fórmula Uno tenía que hacer un Gran Premio especial y lo conseguí, por todas las circunstancias ha sido de mis mejores carreras, y con eso me quedo, cerrar, a falta de dos Grandes Premios, mi mejor campaña en F1 me hace sentir muy orgulloso y aún más, dárselo a mi país”, señaló.

El mexicano no tuvo una carrera sencilla, partió en la novena posición y pensó, junto a sus ingenieros en una estrategia a una parada, al final subió un lugar en  la clasificación, para sumar esas cuatro unidades que necesitaba. 

“Feliz de lograrlo aquí en mi país, la suerte nos perjudicó, veníamos haciendo una excelente carrera, pero hay cosas que no controlamos, el safety car (por el accidente de Sebastian Vettel) benefició a los pilotos que venían haciendo dos paradas, yo iba a una, el equipo decidió no ir a pits, porque teníamos alguna esperanza de ganarle la posición a (Felipe) Massa y a (Nico) Hülkenberg, pero medimos mal, salieron dos o tres segundos adelante y el mío era el único coche con llantas usadas, fueron 53 vueltas, pero al final es lo que menos importa, me quedo con el cariño de la gente, mantenemos nuestro ritmo en esta temporada y feliz de dárselo a mi público”.

Sergio Pérez reconoció que fue complicado concentrarse en la carrera por el ambiente que lo rodeaba y reconoció que antes del inicio de las actividades lloró, al recordar el camino que siguió hasta correr en un Gran Premio de Fórmula Uno en su país. 

“No había asimilado todo esto, no había tenido tiempo de estar solo y mi hermano me mandó una fotografía mía en Alemania, cuando la vi empecé a llorar, por todo lo que había pasado para llegar a este momento, porque ahora no me doy cuenta y se vuelve muy normal, una rutina, pero cada momento que viví se va a quedar conmigo por siempre, cuando tenga hijos les hablaré del fin de semana que tuve en mi país”.

Uno de los instantes más celebrados por la afición fue al final del desfile de pilotos, cuando en el Foro Sol, el tapatío regaló gorras y otros obsequios, más de 28 mil personas gritaron ‘Checo, Checo’ y luego ‘México, México’, y es algo que recordará por siempre. 

“Son momentos enormes, donde quisiera parar el tiempo, no esperaba que la gente se entregara tanto a mí, en cada momento en cada práctica, a ellos no les importaba el resultado, era verme y estar felices, y estoy agradecido, tenemos Fórmula Uno por muchos años y espero que sea mi peor resultado en el Gran Premio de México, que vengan mejores”.