¿El último chance de Sergio Pérez?

'Checo' afrontará su cuarta temporada dentro dela máxima categoría del automovilismo, y piensa que tras lo sucedido en McLaren en el 2013, una segunda campaña irregular sería fatal

Sergio Pérez, piloto de Force India
Sergio Pérez, piloto de Force India (Sahara Force India Formula One Team / FB)

Ciudad de México

Llegar a un cuarto año en la Fórmula Uno parece poco tiempo, pero en realidad, en ese espacio, un competidor de la máxima categoría puede vivir diversas circunstancias, así lo ha experimentado el mexicano Sergio Pérez, quien en ese periodo ha conquistado podios, instaurado la vuelta más rápida de una carrera y hasta liderado una competencia, pero también ha vivido el rostro amargo: el ser despedido de una de las escuderías con más historia: McLaren.

Apenas una temporada duró el originario de Jalisco en la casa de Woking antes de que los directivos decidieran prescindir de sus servicios para darle el asiento a un novato: el danés Kevin Magnussen. Checo dejó uno de sus sueños sin haber conseguido un solo podio, pero también con la frente en alto al saber que en al menos tres ocasiones el error recayó en factores ajenos a su control.

"Me esforcé como nunca en ese año y los resultados no se daban. Por mi hambre, por mi edad, por mi inmadurez, fue difícil luchar en esa campaña, pero ahora llego más sólido, más maduro y con más experiencia a mi cuarto año, y eso sin duda me ayudará", expresó el egresado del proyecto de escudería Telmex previo al inicio de la temporada 2014 que ocurrirá este fin de semana en el trazado callejero en Melbourne, Australia.

Tras el desastroso 2013, no solo de él, sino también de McLaren, Pérez sabe que su nombre perdió un poco de valor y ahora deberá trabajar para recuperarlo y de nuevo ser considerado por las escuderías grandes para retomar uno de sus asientos.

"Probablemente esta sea la última oportunidad, pero eso nunca lo sabes en la Fórmula Uno, pero por eso debes maximizar cada chane que se tenga. Estar con Force India es algo muy importante en mi vida. Vengo a demostrar como lo hice en Sauber y como lo hice en el mismo McLaren; a demostrar que valgo como piloto".

La campaña 2012 con Sauber, catapultó a Pérez a ser parte de uno de los equipos más exitosos. Tres podios y un top 10 de la clasificación general, así como el trabajo de negociación realizado por Adrián Fernández, Jo Ramírez y Carlos Slim, le valieron para que Martin Whitmarsh, ex director de McLaren, le otorgara un contrato multianual que al final solo duró 12 meses.

Sin embargo, a pesar de todo lo vivido, Checo señaló que no cambiaría esa experiencia de vida por nada, y mantiene su hambre de triunfo de convertirse en el primer campeón mexicano en el Gran Circo, y en ganar su primera carrera.

"El año pasado fue duro para mí, pero está en el pasado. Si supiera el final de la historia lo volvería a hacer hasta ahora. La motivación se pierde cuando ya no te gusta lo que haces, y yo aún la tengo".

A pesar de la presión que se supondría tendría al estar con un nuevo equipo y en el tratar de volver a consolidar su carrera; el piloto tapatío no piensa más que en correr sin estrés.

"Probablemente este es el año que más tranquilo he estado, a pesar de que sé del compromiso que tengo. Vengo, hago mi trabajo; si mi equipo o la gente alrededor piensa que está bien o mal, todos son libres de juzgarlo, pero yo vengo a hacer lo mejor, y con eso me quedo", indicó.

La temporada 2014 será una campaña de locura debido a los altos cambios en la normativa del Gran Circo, y por ello, Checo considera será un momento de despuntar: "Creo que mi capacidad de adaptación, mi forma de entender las carreras, de acoplarme a los cambios de reglas, creo que eso será mi principal fortaleza a lo largo del año".

Tras seis días de pruebas con el VJM07, Checo se siente con la confianza que le da haber sido el más rápido durante dos días de entrenamientos, pero señaló que el motor V6 representa una pérdida de poder respecto a los antiguos V8.

"Esto no deja de ser un Fórmula Uno. Es un coche más difícil de lo que he manejado en mi pasado, así que los buenos pilotos harán buena diferencia. Cambia mucho en que tienes menos agarre en la parte trasera, en la entrada a las curvas el coche está más suelto de la parte de atrás y pierdes tracción".

Con este análisis, Pérez espera sacar lo mejor de sí para hacer que su sueño se vuelva realidad y no termine en el olvido.