Sergio Pérez, “mucho más motivado”

El volante mexicano de Force India no se ilusiona de más en el alba de de la campaña F1 2014; sin embargo, "el coche es competitivo y tengo el ánimo muy en alto"

Sergio Pérez, piloto de Force India
Sergio Pérez, piloto de Force India (Sahara Force India Formula One Team / FB)

Montmeló, Barcelona

No resulta inusual encontrarse a Sergio Pérez con un volante entre las manos, aún en la autocaravana del equipo Force India, ya sea manipulando la pieza o, como en este caso, realizando una simulación del trazado de Mónaco, su favorito en la Fórmula Uno.

"La recta del Casino, reduzco en Mirabeau, curva a la derecha, más cerrada, a la izquierda, gas", recita de memoria, sin más ayuda que su particular registro mental, contorsionando el cuerpo a la vez sobre su asiento, torciendo el gesto, visualizándolo todo.

Pérez visualiza también buenas prestaciones de su bólido en el Circuito de Barcelona, donde saldrá desde el lugar 12 en el Gran Premio de España, y aspira a puntuar por cuarta vez en el campeonato, después de un inicio de temporada de lo más irregular, yéndose de vacío en la segunda carrera en Malasia, a la que siguió un tercer lugar en el podio en Bahréin y noveno lugar en China.

Al mexicano se le nota suelto en Barcelona, donde el año pasado acabó noveno con McLaren, y disgustado.

"Este año llego mucho más motivado, con un pódium, sabiendo que pudimos hacer mucho más en estas cuatro carreras. No lo hicimos, pero el coche es competitivo y tengo el ánimo muy en alto", asegura, deseoso de pasar página.

"Aunque en McLaren puntuábamos, era decepcionante acabar noveno con un equipo grande. Fue la frustración más grande de mi carrera. Es inútil pensar que hubiera pasado de fichar por Ferrari. Todo cambia muy rápido en la Fórmula Uno".

Aún con todos sus logros y excelente cartel en el paddock, a Pérez le sigue faltando en su palmarés tanto la consecución de una pole position, como una victoria. Pero, enfocado como está en el candente presente, prefiere no pensar aún como celebraría tal hazaña.

Y es que el mexicano, curtido ya en la impredecible naturaleza del deporte motorizado, prefiere curarse en salud por ahora.

"Mi inspiración actual es que tenemos un coche competitivo que me puede dar puntos en este domingo. Por más consejos que te den, todo lo tienes que vivir por ti mismo, y nunca puedes darte por vencido", proclama, la mirada clavada en la tarea y circuito siguientes, cada vez más alejado de aquel bulevar de los sueños en Woking.