Ogier, líder en el Rally de Cerdeña

La sexta etapa del WRC, al momento, es para el francés de VW, quien en Cerdeña finalizó puntero en las especiales de la jornada 

El francés Sébastien Ogier
El francés Sébastien Ogier (AFP)

Italia

El francés Sébastien Ogier (VW) lidera el rally de Cerdeña, sexta etapa del Mundial WRC, al término de las cuatro especiales pautadas de la jornada, aprovechando la falla en los neumáticos del finlandés Jari-Matti Latvala.

El vigente campeón mundial firmó tres de los cuatro mejores tiempos del día en los tramos cronometrados, quedando por delante del noruego Mads Ostberg (Citroën) por un minuto y 40 segundos, cuando restan correr unos cincuenta kilómetros de especiales cronometradas el domingo para definir al ganador en Italia.

Desafortunado, el compañero de escudería de Ogier, Latvala (VW), quien dominaba la clasificación general al cierre de la jornada con 22,4 segundos de ventaja, cayó al tercer lugar de la tabla después de una ponchadura en la ES13, lo que le llevó a perder más de dos minutos y de esa forma ceder el dominio de la carrera.

Sin embargo, la jornada había arrancado bien para el finlandés, quien firmó el mejor tiempo de la primera especial sabatina (ES10), antes de comenzar a perder terreno en la lucha por el liderato debido a un recalentamiento de motor.

Con un tablero que le marcaba 132 grados de temperatura del agua, Latvala tuvo que bajar el ritmo para no estropear todos sus circuitos, antes de acabar con la ES11, en la que cedió 11 segundos a Ogier.

"En la ES11, recibí un mensaje que me anunciaba la detención de Jari-Matti y por eso levanté un poco el pie", explicaba Ogier al término de esta especial de 59,13 kilómetros disputada bajo un fuerte sol y mucho más calor.

"Pero unos instantes más tarde me invitaron a no tener en cuenta esa información, por lo que habré perdido entre tres y cuatro segundos en el tema", reveló el francés.

Al encarar la ES12, que recorría una veintena de segundos más veloz que a la mañana al estimar que "no había tomado suficiente riesgo en el primer paso por ese tramo", Ogier le robó otra vez algo más de cinco segundos a Latvala, el rival a vencer por su estado de forma.

Pero la ES13, la más larga del rally con más de 60 km de prueba contrarreloj, dio el golpe de gracia a Latvala, quien se detuvo una decena de segundos en el kilómetro 8, antes de ceder 2 minutos a partir del décimo kilómetro, tras golpear una piedra que lo forzó a cambiar la rueda.

Encima, el podio virtual de Latvala está en jaque, ya que a unos treinta segundos aparece el noruego Andreas Mikkelsen, al frente de un Polo-R.

Mikkelsen, quien luchaba con Ostberg por el último lugar del podio, perdió preciosos segundos después de haber estropeado un resorte de la suspensión de su auto en la ES12, quien le llevó a ceder más tiempo en la ES13. Esa fue la única buena noticia para Latvala, el gran perdedor de todos modos de la jornada en Cerdeña.