Vettel se plantea no correr en el GP de Estados Unidos

El piloto de Red Bull se quedó sin aspiraciones de ganar el campeonato de pilotos y emigrará a Ferrari al termino de esta temporada

Sebastian Vettel se va de Red Bull
Sebastian Vettel se va de Red Bull (AP)

SOCHI, Rusia

Degradado a figura secundaria y sin aspiración alguna en el actual campeonato, el alemán Sebastian Vettelprobablemente estaría encantado de dar por terminada ya la temporada.

Cuádruple campeón del mundo, Vettel dejará Red Bull a final de 2014. Y las tres carreras que quedan se convierten ahora en una incómoda obligación. El alemán cree incluso que no tiene sentido participar en la clasificación del próximo Gran Premio, el de Estados Unidos.

"No creo que el sábado tenga mucho que hacer. Creo que me limitaré a mirar durante la clasificación", dijo Vettel en Sochi, donde terminó octavo.

El motivo es que Vettel necesita un nuevo motor y determinados componentes para su Red Bull. El problema es que con ello superará los cinco motores permitidos en una temporada y sería relegado diez posiciones en la parrilla de salida del antepenúltimo Gran Premio de la temporada.

El resultado es frustración total para el aún campeón del mundo: "Como las reglas son tan buenas este año carece de sentido participar en la clasificación, porque se corren sólo kilómetros innecesarios para el motor".

El alemán cree que habría sido mejor haber asumido la sanción en el Gran Premio de Rusia, donde se quejó de que su bólido era demasiado lento.

"No teníamos todas las piezas", argumentó Vettel con una voz que sonaba a ironía y desilusión tras su octavo lugar en Sochi.

Entretanto, el subcampeón mundial de 2009 y el campeón del mundo 2010, 2011, 2012 y 2013 se hundió al quinto lugar de la clasificación general. Ahora, el piloto de 27 años está a 148 puntos del líder, el británico Lewis Hamilton.

Austin, Sao Paulo y Abu Dhabi y Vettel habrá puesto fin a su peor año en la Fórmula 1 antes de inciar en 2015 una nueva era, probablemente, en Ferrari.

Poco parece indicar que pueda festejar su triunfo número 40 con Red Bull, mientras que su compañero de equipo, el australiano Daniel Ricciardo, seguramente perderá sus posibilidades matemáticas por el título en Estados Unidos.

Hamilton, de Mercedes, precisa sólo ocho puntos más que el australiano para asegurar que el título se lo disputen en las dos últimas carreras los dos pilotos de la escudería alemana: el propio británico y el alemán Nico Rosberg.

Vettel es ahora un espectador más de lucha por el Mundial y por eso preferiría no correr la clasificación en Austin. "¿De qué sirve clasificarse si el domingo tienes que salir de los boxes?", subrayó Vettel antes de volar a Ámsterdam para un acto de relaciones públicas.