Sauber indemniza a Van der Garde con 15 millones de euros

El holandés demostró haber llegado a un acuerdo con Sauber en 2014 por el que se le garantizaba un bólido oficial este año, según lo fallado por un tribunal australiano.

Van der Garde puede correr el GP de Australia, pero no tiene la súper licencia
Van der Garde se 'arregló' con Sauber (AFP)

ZÚRICH, Suiza

El equipo Sauber de Fórmula 1 deberá indemnizar con 15 millones de euros (15,9 millones de dólares) al piloto Giedo van der Garde, según publicaron hoy medios holandeses.

La escudería y el piloto llegaron a un acuerdo tras una mediación: Van der Garde renunciará a su derecho de tener una butaca durante la temporada, a cambio de que Sauber lo indemnice con 15 millones de euros.

"Mañana o el jueves vamos a publicar la información", afirmó el manager de Van der Garde al diario "De Telegraaf".

La pelea judicial entre el piloto y el equipo tuvo su pico de tensión la semana pasada en Melbourne, cuando Van der Garde demandó a la escudería suiza por incumplimiento de contrato.

El holandés demostró haber llegado a un acuerdo con Sauber en 2014 por el que se le garantizaba un bólido oficial este año, según lo fallado por un tribunal australiano.

A pesar del acuerdo vigente con el piloto de pruebas de la escudería hasta la temporada pasada, Sauber decidió contratar al brasileño Felipe Nasr y el sueco Marcus Ericcson, que arribaron con fuerte apoyo económico y por eso fueron confirmados como pilotos oficiales.

Pese al fallo, Van der Garde finalmente no corrió el domingo. "Por respeto a los intereses de los deportes de motor y de la Fórmula 1 en particular", afirmó el holandés, de 29 años.

Por su parte, Sauber comunicó que seguiría negociando con Van der Garde y participó del Gran Premio con Nasr, que finalizó quinto, y con Ericcson, que terminó octavo.

El futuro de la escudería es ahora muy incierto. Si bien podrá superar el conflicto judicial, el dinero que van a aportar los patrocinadores de Nasr y Ericcson deberá cubrir la indemnización de Van der Garde y no podrá ayudar a la delicada situación financiera del equipo.