Red Bull, mismo motor, nombre diferente

Los automóviles de Red Bull volverán a tener plantas de poder de Renault, y después de un 2015 sin victorias, esperan recuperar el nivel que llevó a la escudería austriaca a conquistar cuatro títulos consecutivos esta década

Pilotos de Red Bull
Pilotos de Red Bull (La Afición )

CIUDAD DE MÉXICO

Después de un 2014 en el que Red Bull cedió la corona que tuvo por cuatro años y se conformó con tres triunfos del australiano Daniel Ricciardo y el segundo puesto en el campeonato de constructores, la temporada anterior fue aun más dolorosa.

Ya sin Sebastian Vettel, ahora en Ferrari, el equipo austriaco no consiguió victorias y cayó hasta el cuarto lugar del campeonato, y durante todo 2015 tuvo que sobrevivir a los rumores sobre Renault, su proveedor de motores, que estaba listo para tener su propia escudería y obligar a Red Bull a buscar otra máquina de poder.

Sin embargo, tras preguntar en Honda, Ferrari, entre otros, el equipo austriaco encara el 2016 con motor Renault, aunque rebautizado como el patrocinador TAG Heuer.

Durante los test de Barcelona, tanto Ricciardo como Daniil Kvyat, que repiten como la dupla de pilotos, estuvieron lejos de los mejores tiempos, pero ambos confían en el progreso de Renault.

La estructura del automóvil es sólida y el equipo conserva a Christian Horner, el culpable de los cuatro títulos en fi la tanto en constructores, como en pilotos, por lo que los buenos resultados podrían regresar, aunque sin acercarse a la estela de Mercedes o de Ferrari.

Para Ricciardo el objetivo será volver a ganar, ya que el año anterior solo consiguió dos podios y seis veces ni siquiera sumó puntos; en cambio, para Kvyat es la temporada de consolidación, después de brillar con Toro Rosso en 2014, y luego tener un inicio de campaña complicado, en su debut con Red Bull.