Red Bull quiere disminuir la distancia... en 2016

La escudería austriaca ha buscado que Mercedes y Ferrari les abastezcan de su motor y unidad de poder, pero los dos constructores no se han comprometido

Ciudad de México

La noticia de que la escudería Red Bull estaba lista para firmar un trato con Ferrari para que éstos les suministren el motor, dada en septiembre, preparaba el terreno para la campaña 2016 de la Fórmula 1. Ahora los italianos han matizado grandemente su participación con la ex escudería de Sebastian Vettel.

Y aunque Mercedes como equipo ya aseguró el primer lugar del campeonato de constructores con su ventaja de 172 puntos y solo cuatro carreras para el final de este ciclo, lo hecho por Ferrari, con el as Vettel imponiéndose en tres carreras al momento y arrebatándole el segundo lugar de la clasificación de pilotos a Nico Rosberg, podría sugerir que esta es una buena noticia para Daniel Ricciardo y Daniil Kvyat de los austriacos Red Bull, que fueron los únicos que ganaron carreras fuera de 'las flechas de plata' en 2014, el primer año en que Mercedes mostró su dominio de las unidades de potencia.

Los italianos de Ferrari han sido los únicos este año que han retado la complejidad y maestría del KERS (unidad de poder) que tienen los ingenieros de la firma alemana.

Red Bull, que este año no ha podido repetir su actuación, terminó su relación con Renault, con la intención de lograr un acuerdo para que Mercedes fuera su proveedor.

Pero Toto Wolff de la firma alemana con tecnología y sede británica, decidió que era muy arriesgado abastecer de motores, y de su entendimiento, a un gigante dormido como Red Bull y decidió no trabajar para ellos.

Lo que dejó su plan B como el único y fuentes cercanas indicaron en su momento que el jefe del equipo Ferrari, Maurizio Arrivabene ya había llegado a un acuerdo. "No veo ningún tipo de problemas en darle nuestro motor a cualquier equipo o razón para estar asustado de la competencia antes de que ésta comience", señaló Arrivabene en su momento.

Sin embargo, en el marco del GP de Rusia, del 11 de octubre, trascendió que tanto Mercedes como Ferrari se retractaron de posibilitar su tecnología al cuatro veces campeón. Se menciona ahora que Ferrari solo accedió a suministrar las unidades de poder de la escudería Toro Rosso, que es el equipo de desarrollo de los austriacos.

Con todo ese panorama, en que Toro Rosso desarrolla como prospectos para Red Bull Racing a la dupla de jóvenes Max Verstappen y Carlos Sainz Jr., Red Bull consideraría regresar con Renault si alguno de los gigantes de F1 no los quiere arropar con sus motores.