Pagando el favor

El piloto Benito Guerra Jr. regresó al Campeonato Nacional de Rallies de Tierra de España a la espera de que los visores del Campeonato Mundial le den una oportunidad de volver con los mejores del orbe este año.

Ciudad de México

Pocas veces la gente paga una deuda moral que tiene pendiente, pero Benito Guerra Jr. entra dentro de ese selecto grupo, y es que para él, el gesto que tuvo Roberto Méndez, dueño del equipo español RMC con el que ganó el título del Campeonato Nacional de Rallies de Tierra de la nación ibérica en 2010 y con el que debutó en el Production World Rally Championship en el 2011, no tiene precio, y por ello, su regreso a esa nación para competir en todo el calendario de nueva cuenta.

“El regresar a España es saldar una cuenta con RMC que me ayudaron mucho no solo en los años que estuve en la serie española, sino en mi primer campaña dentro del PWRC. Cuando uno de mis mánagers se robó el dinero de unos de mis patrocinadores en 2011, Méndez salió a responder y ayudarme para que yo pudiera cumplir con mi palabra ante la Federación Internacional de Automovilismo. Le prometí a Roberto que regresaría en el futuro a buscar otro título a su lado, y estoy cumpliendo mi palabra”, expresó Guerra en entrevista telefónica.

El mexicano logró el tercer sitio el pasado fin de semana en el Rally Lorca España, lo que en un principio parecería alejarlo de su sueño de volver de tiempo completo al Campeonato Mundial de Rallies, pero para él esto no lo desvía de su meta de estar con los mejores del mundo.

“Esto no tiene nada que ver con el Mundial. Escogimos esta serie pensando en lo que sucedió en el 2013, cuando me quedé parado prácticamente casi todo el año, salvo mis participaciones en el Rally México y en el Rally de España. Esta ocasión no lo iba a permitir”, apuntó el tricolor, quien ve esta competencia como una motivación extra, y es que desde el 2012 no corre de tiempo completo: “Quiero ganar otro campeonato, me falta esa sensación, esos momentos de gloria y hacer más kilómetros”.

Para él, la única opción para retornar con la élite es hacerse notar, tal como se lo aconsejó Malcolm Wilson, director de la escuadra M-Sport, quien le advirtió que de quedarse otro año parado sería perjudicial.

“En Europa es donde los visores te pueden observar, aquí es a donde voltean a ver, no miran a México. De aquí salió la oportunidad de subir al Mundial, así que creo que de aquí pueden surgir nuevos chances”.

De hecho, Guerra tampoco considera que estar en la serie ibérica sea un gasto, un punto que se pondría en discusión de porqué invertirlo en España y no en el WRC. “Aquí no es un tema de que estoy poniendo un gran presupuesto; es realmente bajo. Esto no se compara con el porcentaje mínimo que puede tener un patrocinador en el Campeonato Mundial de Rallies. Prácticamente aquí vengo de piloto semioficial de RMC y buscando hacer kilómetros”.

El tricolor tiene las esperanzas puestas en que el próximo 26 de junio regresará a los mandos de un Ford Fiesta dentro del Campeonato Mundial de Rallies, con el objetivo de repetir una actuación similar a la que tuvo en el Rally México 2014, donde logró la sexta plaza, el mejor resultado para un mexicano dentro de la serie.

“Las pláticas con M-Sport han sido buenas. Las ofertas que han mandado siguen mejorando. El resultado de México llamó mucho la atención de los directivos. Las fechas en Europa son mas accesibles para mis patrocinadores por tema de presupuesto. Si logramos cerrar las negociaciones con el gobierno de Guanajuato, que sería el sponsor principal, podríamos hacer unas cuatro o cinco fechas del Mundial en Europa”.