Rosberg presume su historia

Nico Rosberg recordó que su padre ganó en el Autódromo Hermanos Rodríguez una carrera hace 24 años y se mostró feliz de estar en México 

Nico Rosberg
Nico Rosberg (AFP )

CIUDAD DE MÉXICO

Nico Rosberg no será el primero de su familia en correr en el Autódromo Hermanos Rodríguez. Su padre, Keke, campeón de Fórmula Uno en 1982, lo hizo con la máxima categoría en 1986, aunque no terminó la carrera por una ponchadura, pero regresó cinco años después, en 1991, para la disputa de los 430 kilómetros de la Ciudad de México, del WSC, y se llevó la victoria.

Una historia de la que se apropió el actual piloto de Mercedes, como motivación para el Gran Premio del domingo. "No me dio consejos, pero ganó la última carrera en el circuito mexicano, en 1991", recordó el alemán, quien se ubica en la segunda posición del campeonato de pilotos, aunque ya sin posibilidades de alcanzar a su compañero de equipo, Lewis Hamilton.

Nico, quien habla español, cambió la expresión en pocos días, de la molestia que tenía el domingo en Austin por perder el liderato de la carrera, a la felicidad por estar en México para la disputa del Gran Premio.

"Me encanta estar aquí, me gusta el Autódromo, y han hecho un buen trabajo con el circuito, porque está muy bonito, corrí una vuelta y va a estar bien, manejar en el estadio de beisbol (Foro Sol) será increíble, la atmósfera va a estar muy bien y será un fin de semana fantástico para todos".

Aunque el germano reconoció que le costó terminar la caminata por el circuito debido a la altitud, "hice una vuelta y es difícil, va a cambiar un poco a lo que estamos acostumbrados, será complicado para el auto", como Hamilton, desea festejar con tequila tras la carrera , "mejor al cierre del fin de semana, el domingo por la noche, antes no".

A pesar que los títulos en Fórmula Uno este año ya están decididos, Rosberg espera que tanto Hamilton como Sebastian Vettel (Ferrari) peleen por ganar las tres últimas carreras de la temporada, como si el campeonato estuviera en juego.

"Pelearemos por el triunfo, el campeonato de constructores ya se decidió, el de pilotos también, pero quiero ganar, seguro que Lewis también y Vettel lo mismo, será una pelea como las habituales, no creo que cambie mucho respecto a las últimas carreras".

Nico también se refirió a lo ocurrido en el Gran Premio de Estados Unidos, cuando marchaba en primer lugar a diez vueltas del final de la carrera, pero cometió un error que lo hizo salirse de la pista y provocó que Hamilton lo rebasara, se quedara con la victoria y asegurara su segundo título consecutivo.

"Iba bien, me sentía cómodo, rápido, en las circunstancias de la pista, claro; el safety car salió y mi ventaja se redujo de 10 segundos a nada, lo que fue difícil, pero después hice una buena carrera, excepto por un gran error que me costó la victoria, es desafortunado que haya sido decisivo", lamentó.