"Mi compañero de equipo intenta dejarme sin nada", Rosberg

El alemán criticó la actitud de su compañero Lewis Hamilton en la primera curva, donde el alemán tuvo que hacer una maniobra cuando el británico se le aventó 

Nico Rosberg y Lewis Hamilton en el podio de Austin
Nico Rosberg y Lewis Hamilton en el podio de Austin (Reuters)

AUSTIN, Estados Unidos

El alemán Nico Rosberg criticó con dureza la maniobra de Lewis Hamilton en la primera curva del Gran Premio de Fórmula 1 de Estados Unidos, donde el británico conquistó el domingo su tercer título mundial.

"Fue demasiado lejos", dijo el piloto de Mercedes. "Mi compañero de equipo intenta dejarme sin nada".

Rosberg inició el Gran Premio en el circuito de Austin desde la "pole position", seguido de Hamilton. El británico atacó al alemán en la primera curva y Rosberg tuvo que desviar su trazada para evitar la colisión.

"No había espacio, no había", dijo Rosberg, que se quejó de que la dirección de carrera no investigara el incidente. "Fue extremadamente agresivo".

"Pero es algo que podemos discutir junto con el equipo en otro momento. Ahora tengo que recuperarme de este día tan duro y estoy seguro de que lo haré", añadió.

La tensión entre Rosberg y Hamilton, amigos en la infancia, escaló en las últimas temporadas. El germano, además, quedó relegado al papel de actor secundario en su escudería ante el dominio de su compañero, campeón las dos últimas temporada y que ganó este año diez Grandes Premios.

Rosberg, sin embargo, no quiere otro compañero de equipo. "No, es un gran reto pilotar con uno de los mejores. Ése es el encanto de todo este asunto", dijo el germano, que ganó tres carreras en 2015.

La tensión entre ambos quedó palpable justo antes de la ceremonia del podio en Austin. Hamilton repartió las tres gorras de Pirelli, único proveedor de neumáticos de la Fórmula 1, con las que los tres primeros pilotos están obligados a salir al podio.

Como Rosberg estaba a un par de metros, Hamilton se la lanzó. Sin embargo, el alemán, visiblemente enfadado, reaccionó tirándosela de nuevo.

"Fue un juego, nada más que eso", dijo Hamilton después.