Coma y Al-Attiyah, monarcas del Dakar 2015

El catarí registró un tiempo global de 40 horas, 32 minutos y 25 segundos; por su parte, el español tomó el control de la clasificación general en la octava etapa

BUENOS AIRES, Argentina

Dominantes casi desde el principio de la carrera, el español Marc Coma en motos y el catarí Nasser Al-Attiyah en autos se consagraron campeones del Rally Dakar Sudamérica, que finalizó en Argentina tras recorrer también caminos de Chile y Bolivia.

Es la quinta victoria de Coma (KTM), monarca en la edición anterior, y la segunda de Al-Attiyah (Mini) después de su coronación en 2011.

Coma y Al-Attiyah no sufrieron contratiempos, a tal punto que en las últimas etapas levantaron el pie del acelerador como ocurrió en la culminación de la prueba luego de más de 9.000 kilómetros, unos 200 km menos que los previstos. Las motos acortaron su recorrido el sábado porque fuertes lluvias dejaron resbaladiza la carretera.

Ese fue un escollo menor, si se tiene en cuenta que el Dakar presentó otros desafíos de magnitud como el salar de Uyuni, en Bolivia, el mayor desierto de sal del planeta y a unos 3.600 metros sobre el nivel del mar; el desierto de Atacama en Chile, el más árido del mundo; así como los desniveles de los Andes.

Sobres 416 vehículos que empezaron la competencia solo 216 largaron en esta última etapa, lo que significó que casi la mitad quedó fuera de carrera, entre ellos el motociclista polaco Michal Hernik, de 39 años. Hernik fue encontrado muerto al costado del camino durante la tercera etapa por territorio argentino y una posterior autopsia determinó que el piloto de KTM falleció por deshidratación.

También abandonaron los campeones de 2014, el español Nani Roma tras un vuelco con su auto sin consecuencias físicas, y el chileno Ignacio Casale, con problemas mecánicos en su cuadriciclo.

En los tiempos generales, Coma se subió a lo más alto de un podio que completaron su escolta portugués Paulo Goncalves (Honda) y el australiano Toby Price (KTM), debutante en un rally. El chileno Pablo Quintanilla firmó un destacado cuarto lugar.

El eslovaco Ivan Jakes ganó la última etapa y a Coma le alcanzó y le sobró con su quinto puesto ya que en los tiempos globales aventajó a Goncalves por unos 17 minutos.

Laila Sanz, la "matadora" española y heroína de los caminos, terminó en el puesto 9, y otros de los que llegaron a la meta en motos fueron el argentino Javier Pizzolito (19), el brasileño Jean Azevedo (22), el chileno Patricio Cabrera (33), el guatemalteco Francisco Arredondo (39), el uruguayo Laurent Lazard (43), el boliviano Fabricio Fuentes (58) y el peruano Carlo Velluttino (60), según posiciones provisionales.

El estadunidense Robby Gordon ganó la etapa entre los autos y al Al-Attiyah entró cómodo en un sexto lugar. Pero a la hora de la premiación final el catarí se queda con los aplausos, con más de 40 minutos de ventaja sobre su escolta sudafricano Giniel de Villiers (Totyota). El polaco Krzysztof Holowczyc finalizó tercero.

Otros de los que llegaron a la meta final fueron los chilenos Boris Garafulic (12) y Moreno Piazzoli (19), además de los argentinos Osvaldo Terranova (18), Emiliano Spataro (21) y Federico Villagra (23).

El polaco Rafal Sonik se consagró campeón en cuadriciclos aunque la etapa la ganó el sudafricano Saaijman Willem. El argentino Jeremías González Ferioli y el boliviano Walter Nosiglia, en ese orden, también se subieron al podio.

El ruso Airat Mardeev ganó la carrera entre "los gigantes del desierto", los camiones.

El rally siempre se realizó entre Europa y Africa hasta que la carrera de 2008 se canceló por temor a actos terroristas y después mudó la sede a Sudamérica. Fue la primera vez en su historia que esa competencia fue suspendida desde que empezó a disputarse en 1979.